La Procuraduría General de la República incineró más de dos toneladas y media de drogas sintéticas aseguradas en un laboratorio clandestino ubicado en Guanajuato, al registrarse una explosión en el inmueble que era utilizado para la producción de narcóticos. 

Lo incinerado incluyó un total de dos toneladas 611 kilos 45 gramos de drogas sintéticas conocidas como "cristal". 

El pasado miércoles 12, agentes del Ministerio Público de la Federación adscritos a la Delegación Estatal de la PGR en Guanajuato, iniciaron las diligencias correspondientes y aseguraron el lugar ubicado en la comunidad San Antonio Texas, del municipio de Silao, Guanajuato. 

En el laboratorio clandestino se localizaron además dos contenedores enterrados con clorhidrato de metanfetamina, la mencionada droga sintética, 12 reactores, un bote con sustancia química, y 54 tambos de diferentes capacidades con diversos químicos para la elaboración de drogas sintéticas, así como un vehículo y 153 gramos de marihuana. 

El aseguramiento de la droga está relacionada con la averiguación previa y proceso penal correspondiente por delitos contra la salud, en sus diversas modalidades. 

Lo anterior es resultado de las acciones que realizó la Delegación de la PGR en Guanajuato, con apoyo de efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Ejército Mexicano, Marina-Armada de México, así como de instituciones de seguridad estatales y municipales.