La Delegación de la Procuraduría General de la República en el estado de Nayarit, a través del Ministerio Público de la Federación, obtuvo del Juzgado Primero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales sentencia de 11 años y un mes de prisión, y multa de 200 días de salario mínimo, contra Ismael Viera Villa. 

Al concluir el proceso penal 167/2011-IX, esta persona fue encontrada penalmente responsable de la comisión de los delitos de posesión de marihuana con fines de comercio; y, de portación de arma de fuego y posesión de cartuchos del uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea. 

Derivado del mismo proceso jurídico, el Fiscal Federal obtuvo una sentencia de nueve años con ocho meses de prisión, y multa de 256 días de salario mínimo, contra Teresa Anahí de Haro Galván, al comprobarle su responsabilidad penal en la comisión de los delitos de portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, y, de posesión agravada de heroína, cocaína y metanfetamina. 

Asimismo, se dictó sentencia de siete años de prisión, y multa de 150 días de salario mínimo, contra Mirlet o Mirleg Eduardo Venegas Soto, quien fue encontrada culpable de posesión de marihuana con fines de comercio, y de portación de arma de fuego sin licencia. 

Esas tres personas, de acuerdo con la averiguación previa AP/PGR/NAY/ACA/147/2011, fueron aprehendidas el 1° de octubre del 2011 por elementos 86avo Batallón de Infantería del Ejército Mexicano, en un puesto de control instalado en una carretera que cruza el municipio de Ruiz, a bordo de un vehículo pick up. 

En dicho automotor los militares localizaron y aseguraron 20 bolsas y un costal con más de cinco kilogramos de marihuana. 

Al primero de los sentenciados se le aseguraron, además, una pistola calibre .9 milímetros, con 10 cartuchos útiles, y otras 50 balas calibre 7.62 x .39 milímetros; a la mujer se le encontraron cerca de dos gramos de heroína, más de tres gramos de cocaína, casi 12 miligramos de metanfetamina, y un revólver calibre .357 milímetros; y, a la tercera persona se le incautó un revólver calibre .38 milímetros especial. 

Los sentenciados cumplen sus castigos en las áreas femenil y varonil del Centro de Readaptación Social de la capital de estado.