La Delegación de la Procuraduría General de la República en Chihuahua incineró más de dos toneladas de drogas incautadas en operativos efectuados por autoridades de seguridad de los tres niveles de gobierno. 

Los narcóticos carbonizados incluyeron dos toneladas, 164 kilogramos, 415 gramos y 400 miligramos de marihuana; 36 kilos con 871 gramos y 100 miligramos de metanfetaminas; 54 gramos con 905 miligramos de cocaína; y, 10 gramos con 348 miligramos de heroína. 

Esas cantidades de drogas están relacionadas con 29 expedientes de averiguaciones previas y procesos penales, y su carbonización cumple con el Programa de Destrucción de Narcóticos y lo dispuesto por el Artículo 181 del Código Federal de Procedimientos Penales. 

La incineración se llevó a cabo en las instalaciones del Noveno Regimiento de Caballería Motorizada de la Secretaría de la Defensa Nacional, en presencia de efectivos militares; representantes del Ayuntamiento Municipal, Policía Federal; personal operativo y administrativo de Delegación; y, un representante del Órgano Interno de Control de la PGR, quien dio fe de la autenticidad y peso de la droga. 

También asistieron integrantes de la escolta y de la banda de guerra de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez; y, alumnos de la especialidad de Enfermería del Centro Comunitario Zaragoza y de la Universidad de Durango, Campus Juárez.