La Delegación de la Procuraduría General de la República (PGR) en el estado incineró una tonelada con 334 kilogramos, 402 gramos y 767 miligramos de narcóticos asegurados en operativos efectuados en la entidad. Las drogas carbonizadas incluyeron: 

� Una tonelada 328 kilogramos 850 gramos 867 miligramos de marihuana. 
� 17 gramos 890 miligramos de cocaína. 
� Dos gramos 610 miligramos de metanfetamina. 
� 536 gramos 400 miligramos de opio. 
� Cuatro kilogramos 995 gramos de semilla de marihuana. 
� 21 plantas de marihuana. 

Esas cantidades de alcaloides están relacionadas con expedientes de averiguaciones previas y causas penales integradas por la comisión de delitos contra la salud. 

Dicha incineración dio cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 181 del Código Federal de Procedimientos Penales, y al Programa Nacional de Destrucción de Narcóticos. 

El acto se llevó a cabo en el club Cinegético de Tiro de Santa María del Oro, bajo la supervisión de Ministerio Público de la Federación quien, junto con representantes de la Policía Federal Ministerial, Ejército Mexicano pertenecientes a la 13/va Zona Militar, Fiscalía General de Justicia, Órgano de Control Interno de la PGR, y un Perito Químico Oficial, dieron fe del peso y autenticidad de los narcóticos carbonizados. 

Encabezaron la incineración el encargado de la Agencia Estatal de Investigaciones, Roberto Quiñones Salcedo; el Coordinador de la Policía Estatal Preventiva en el Estado, Rogelio Paaris López de la Vega; el Coronel de Infantería Diplomado del Estado Mayor, Miguel Ángel Rodríguez Gutiérrez, Jefe del Estado Mayor de la 13/va Zona Militar; y, el titular de la Unidad Regional de la Policía Federal Ministerial, adscrito a la Delegación de la PGR en Nayarit.