Palabras de Tomás Zerón de Lucio, Director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, del Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam y del Director General de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austín.

TOMÁS ZERÓN DE LUCIO: Muy buenas tardes.

Como resultado de una investigación realizada por la Procuraduría General de la República, a través de la Agencia de Investigación Criminal, de la Unidad Especializada de Robo de Hidrocarburos y de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita de la SEIDO, así como en coordinación con Policía Federal y con la Subdirección de Salvaguarda y Estrategia de Pemex y el Centro de Investigación Nacional, así como de Sedena y de Marina, se logró la captura de los principales líderes de una banda criminal que tenía como actividad el robo de hidrocarburo crudo.

La investigación que inicia el 7 de marzo de este año, dando como resultado la detención en esta fecha de uno de los integrantes del grupo criminal en Silao, Guanajuato, mientras que conducía un tractocamión con tanque que contenía 40 mil litros de petróleo.

Asimismo, el 12 de septiembre de 2014 se logró la ubicación de tomas clandestinas en oleoductos, logrando la detención de cuatro tractocamiones, tres de ellos auto tanques con una capacidad de 40 mil litros y un full de capacidad de 50 mil litros.

Durante la investigación se estableció que el líder de esa organización era el propietario de una empresa ubicada en Salamanca, Guanajuato, denominada Petrobajío S.A. de C.V., la cual desde el año de 2011 tenía una concesión de Pemex para el traslado de hidrocarburos dentro de los que destaca el combustóleo, asfalto y refinado, dicha empresa recibía pagos de la paraestatal por cinco millones de pesos mensuales.

La investigación arrojó además que la organización criminal pagaba más de cinco millones de pesos a un grupo delictivo que operaba en Tamaulipas para obtener el combustible robado de las tomas clandestinas, esto en la zona de Altamira, en cuya operación realizaban se utilizaban diversas pensiones o parques vehiculares para su almacenamiento en los estados de Guanajuato, Tamaulipas y San Luis Potosí.

Con base s esta información, el pasado 25 de septiembre y en continuidad a la investigación se realizó el cateo otorgado por un Juez en diversos puntos, logrando la detención de cinco de sus principales operadores, entre ellos el líder de la organización criminal, así como el aseguramiento de sus empresas Petrobajío y Translesa S.A. de C.V., así como de sus cuentas bancarias.

En el operativo fueron asegurados también, 35 tractocamiones con dos pipas con una capacidad de 60 mil litros, estos son tractocamiones dobles, con doble pipa, 22 sencillos, que son tractocamiones con una pipa con una capacidad de 30 mil litros, 43 pipas con una capacidad de 40 mil litros, 16 tractocamiones, tres dollis, una plataforma, 32 equipos de telefonía, siete vehículos, 40 equipos de cómputo, tres armas, dos inmuebles, así como 605 mil pesos en efectivo.

Durante su declaración los detenidos refirieron que el combustible robado era vendido a un precio menor que el de otros hidrocarburos en los estados de Jalisco, San Luis Potosí y Guanajuato, principalmente a empresas papeleras, fundidoras de metal, tequileras, entre otras, y que utilizaban el combustible como una fuente de energía para su operación.

Hasta el momento se ha logrado establecer que esta organización criminal sustraía de manera ilegal de los oleoductos de Pemex al menos cuatro millones de litros mensuales de hidrocarburo, los cuales representan una gran pérdida para la paraestatal.

La investigación logró establecer que el grupo criminal contaba con el apoyo de autoridades policiales, a quienes les entregaban cuotas mensuales para permitirles el libre tránsito, rotulando los vehículos con logotipos a manera de contraseña, para poder ser identificados y evitar que fueran detenidos.

Se ejerció acción penal en contra de los cinco detenidos el día de hoy por los delitos de delincuencia organizada, sustracción, aprovechamiento y posesión de hidrocarburos, así como posesión de arma de fuego.

La investigación continúa por los delitos de recursos de procedencia ilícita, así como para identificar a las empresas que con su conocimiento del hecho adquieren hidrocarburo robado, así como de los servidores públicos que colaboran con esta organización criminal.

La Agencia de Investigación Criminal en coordinación con Pemex, cuenta ya con dictámenes periciales de identificación de hidrocarburo, valuación de vehículos, tránsito y terrestre, volumetría, criminalística y de fotografía.

Con estas acciones, la Procuraduría General de la República en estrecha colaboración con Pemex y con las dependencias de seguridad del Gobierno Federal, ratifican su compromiso en el combate a las organizaciones delictivas.

Seguiremos trabajando hasta lograr un México en paz.

Cedo la palabra al señor Procurador.

JESÚS MURILLO KARAM: Como podrán ustedes ver, esta investigación se hizo en marzo, al principio con resultados propios de una investigación que inicia, muy poco, pero que hoy nos permitió ya pegar en el centro de una de las organizaciones que lucra con este delito, muy productivo como ustedes podrán ver, por los números que se reflejaron, pero ese es el principio, así como en marzo, de este tamaño en la que, simplemente el número de vehículos transportadores les dice a ustedes el tamaño de la delincuencia, podemos plantear que estamos ya en el camino de poder encontrar a todas las empresas que se dediquen a este negocio, por llamarlo de alguna manera, negocio entre comillas, este acto delictivo en términos precisos para poder lograr su detención y poder lograr que no sangren de esa manera la economía de Pemex y, por consecuencia, la economía del país.

EMILIO LOZOYA AUSTÍN: Quisiera a nombre de petróleos Mexicanos agradecer a todas las instancias de Gobierno, a la Procuraduría General de la República y todas las Fuerzas Armadas y de inteligencia que participan en estos operativos.

Puntualizar que este hidrocarburo que le roban a Petróleos Mexicanos, son escuelas que se dejan de construir, son hospitales que se dejan de construir, infraestructura en las comunidades que más lo requieren, por lo tanto apelamos a que la población en general denuncia a aquellas empresas que tengan conocimiento que están o extrayendo el hidrocarburo o vendiéndolo.

Nosotros estamos comprometidos, como aquí ya se ha dicho, a coadyuvar en todas las investigaciones que tan diligentemente la Procuraduría General de la República está llevando a cabo.

Muchas gracias.