Actualmente se encuentran reducidas en cuanto a su capacidad y operación y eso influencia a nivel internacional.

Concluye la Asamblea de INTERPOL contra el crimen organizado en América Latina.

En el marco de la clausura de la Asamblea contra el Crimen Organizado en América Latina, Interpol reconoció los logros obtenidos por el gobierno mexicano en los últimos dos años en el combate a las organizaciones criminales, mismas que actualmente se encuentran reducidas en cuanto a su capacidad de operación y en su influencia a nivel internacional, quedó de manifiesto.

Por su parte Tomás Zerón de Lucio, Director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República, luego de asegurar que existe la voluntad de 190 países que integran Interpol, para que las fronteras no sean un impedimento, sino un argumento "que nos permita crear un frente común", sentenció que los grupos delictivos "que enfrentamos, ninguno de ellos, nadie, es más fuerte que el Estado".

En el evento celebrado en Playa del Carmen, Quintana Roo, el director en Jefe de la AIC, precisó que debemos ir siempre un paso adelante, no solamente con tecnologías e intercambio de información, sino con la formación de nuevos mandos para enfrentar el fenómeno delictivo.

Debemos privilegiar programas de trabajo conjunto, tomando líneas de acción que se determinen en cada región, con los mismos criterios, esto ayudará a centrar nuestras acciones de manera más contundente, agregó.

De igual manera, reconoció que ningún país puede enfrentar estos retos por sí solo, por lo que instó a seguir compartiendo información, labores de inteligencia, capacitación, entrenamiento y tecnologías. "No podemos centrarnos únicamente en los temas de coyuntura, necesitamos insumos que permitan planear las estrategias desde un plano general y a largo plazo", subrayó.

A su vez Marcos Antonio Vásquez Mesa, miembro del Comité Ejecutivo de Interpol por América al dar lectura a las conclusiones de la Asamblea contra el crimen organizado en América Latina "Proyecto Fortaleza", indicó que los países miembros de la Organización Internacional de Policía Criminal del continente americano trabajan intensamente en la detección de los líderes, y que se redoblan esfuerzos para reducir, disminuir y desmantelar las estructuras criminales.

Además, se trabaja en el desarrollo de acciones para el aseguramiento y decomiso de bienes muebles, inmuebles y recursos financieros de la delincuencia; reconoció los esfuerzos de los gobiernos de México y Colombia en materia de combate a los grupos de delincuencia organizada.

Resaltó que el intercambio de información es fundamental para el combate de las organizaciones criminales y la utilización de las herramientas que Interpol pone a disposición de sus miembros, por lo que los países participantes en esta Asamblea se comprometen a suministrar datos en forma continua, constante y oportuna, canalizando esta información a través de las oficinas centrales nacionales de Interpol.

La Asamblea está de acuerdo en llevar el control de laboratorios clandestinos, es necesario fundamentar el entrenamiento y capacitación de otros países de América en el manejo de sustancias químicas aseguradas, promover en sus respectivos territorios la participación de entidades pertenecientes a la industria química asociada para prevenir el desvío de sustancias químicas susceptibles de ser utilizadas en la elaboración de drogas sintéticas.

Los países miembros, dijo, se comprometen a gestionar el reforzamiento de las capacidades institucionales del cuerpo de policía, así como a alentar a sus autoridades para que gestionen las posibles reformas a las leyes que permitan hacer frente de manera efectiva a la delincuencia organizada, promoviendo la cooperación internacional en dicho combate.

Por su parte el gobernador del estado, Roberto Borge Angulo, quien fue el encargado de llevar a cabo la clausura, destacó el esfuerzo de los países participantes en esta reunión y celebró la articulación de las naciones en la lucha contra la delincuencia organizada, problema que se ha extendido en toda la región.

En su oportunidad Enrique Galindo Ceballos, comisionado General de la Policía Federal al clausurar los trabajos de la reunión, subrayó que uno de los resultados de esta Asamblea es que permitirá diseñar estrategias para hacer frente a los grupos criminales y destacó el aseguramiento de bienes a los delincuentes para debilitarlos, así como la formación de nuevos perfiles policiales para combatir a quienes se dedican a la elaboración de drogas sintéticas.

En la Asamblea contra el Crimen Organizado en Latinoamérica participaron altos funcionarios encargados de instituciones policiales y especialistas en materia de seguridad procedentes de Bolivia, Canadá, Costa Rica, Colombia, Chile, Curazao, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Italia, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Reino Unido, República Dominicana, Uruguay, Venezuela y México.