- El Titular de SEIDO, participó en el Sexto Congreso Internacional de Ciencias Forenses celebrado en el Auditorio Miguel Gibón Maitret del Instituto de Ciencias Forenses del TSJDF.

La implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, representa no sólo un parteaguas en los métodos de procuración e impartición de justicia, sino un verdadero cambio que todos los actores involucrados en ello deben asumir con responsabilidad y compromiso, afirmó el Subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, Rodrigo Archundia Barrientos.

Durante su ponencia titulada "El Papel del Fiscal como líder de la investigación forense en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio" dentro del marco del Sexto Congreso Internacional de Ciencias Forenses, celebrado en el Auditorio "Miguel Gilbón Maitret" del Instituto de Ciencias Forenses del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, Archundia Barrientos señaló que en ese sentido, es imperativo contar con instancias de procuración de justicia profesionales, eficientes, honestas e imparciales que velen en todo momento por la exigencia histórica de procurar un real acceso a la justicia por parte de la ciudadanía, sobre la base de un actuar científico, objetivo y más allá de toda presión o sesgo político.

Ante el Doctor Felipe Takajashi Medina, Director del Instituto de Ciencias Forenses del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal; de agentes del Ministerio Público, policías, peritos y expertos forenses de diversas especialidades y de varias nacionalidades, dijo que actualmente, el sistema penal en nuestro país, transita del procedimiento semi-inquisitorio al acusatorio y adversarial, bajo los principios de publicidad, contradicción, concentración, continuidad e inmediación.

El titular de la SEIDO, resaltó que este Congreso Internacional, refleja el interés y el compromiso de los países participantes por generar investigaciones profesionales y determinantes, apoyadas en pruebas científicas que aseguren la excelencia en la procuración y administración de justicia que demanda la ciudadanía.

Precisó, que la autonomía de los órganos de procuración de justicia constituye un aspecto fundamental, a partir de las nuevas funciones que le asigna el propio sistema de justicia, en donde el fiscal se erige como un verdadero órgano de acusación y de conducción jurídica en la investigación del delito.

Por ello, la creación de la Fiscalía General de la República, es un replanteamiento integral de la instancia general de procuración de justicia en el país, acorde a las necesidades y requerimientos que impone la nueva realidad que impera en México, en la consolidación de un Estado Democrático de Derecho.

El Subprocurador Archundia Barrientos, comentó que en el Código Nacional de Procedimientos Penales se privilegia la igualdad entre las partes, la dignidad de la persona, la libertad, la intimidad, la defensa adecuada, la imparcialidad judicial, el debido proceso, la independencia de funciones, elimina la arbitrariedad de la autoridad y procura la búsqueda de la verdad histórica y jurídica, como única forma de concebir a la justicia.

Asimismo, el Ministerio Público se convierte en Fiscal y su papel en este nuevo sistema de justicia es dirigir y asesorar la conducción de la investigación, realizarla de manera científica, completa y profesional que permita brindar solución adecuada al conflicto penal.

Indicó que el Fiscal como líder de una investigación, debe mantener relación estrecha con instituciones de procuración de justicia, agencias de investigación, nacionales e internacionales, y apoyado de policías y peritos hacer frente a los desafíos que nos impone la modernidad en materia de investigación criminal.

Finalmente, dijo que uno de los propósitos de la implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio, es la despresurización del sistema de administración de justicia, para hacerla expedita y eficiente, de modo que reduzca significativamente los niveles de impunidad en nuestro país.