MARIANA BENÍTEZ TIBURCIO, SUBPROCURADORA JURÍDICA Y DE ASUNTOS INTERNACIONALES DE LA PROCURADURÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA (MBT): 

Buenos días tengan todos ustedes, saludo respetuosamente al Magistrado Edgar Elías, Presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Distrito Federal. 

Señor Juan Pedro Schaerer, Delegado regional del Comité Internacional de la Cruz Roja para México, América Latina y Cuba. 

Licenciado Rodolfo Fernando Ríos Garza, Procurador Regional del Distrito Federal. 

Doctor Felipe Takahashi Medina, Director del Instituto de Ciencia Forense del Tribunal Superior de Justicia. 

Saludo también a la Doctora Perla Gómez Gallardo, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. 

Y desde luego a un buen amigo, al Comisionado Julio Hernández Barros, integrante de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas. 

Muy buenos días a todos los participantes, señores de los medios de comunicación. 

Como representante del Procurador General de la República, me da mucho gusto participar en este evento en el que se deja constancia del interés que existe en autoridades de todos los niveles de gobierno y muy particularmente en las del Distrito Federal por mejorar nuestras ciudades con el uso de las herramientas que hoy la tecnología nos brinda para resolver la gran problemática que enfrentamos en la búsqueda e identificación de personas desaparecidas. 

Agradezco muy sentidamente la invitación expedida por el Magistrado Edgar Elías Azar, a quien sin duda le reconocemos en la PGR su liderazgo en temas tan importantes y sensibles como éste y en lo personal reconozco que es y ha sido un aliado estratégico en temas tan sensibles como éste pero también en otros que competen a la procuración de justicia. 

En al PGR tenemos claro que un eje fundamental para la procuración de una procuración de justicia eficaz es la coordinación y la comunicación permanente y estrecha por los tres niveles de gobierno. 

En particular el Tribunal Superior de Justicia del DF a través del Instituto de Ciencia Forense, ha dado muestras del compromiso que tiene por coadyuvar de mejor manera en alianza con otras instituciones para atender diversas problemáticas que enfrentan las instituciones de seguridad pública. 

Estanos plenamente consientes que los familiares y allegados de las personas desaparecidas tienen un reclamo legítimo y ante ello hemos venido trabajando en la construcción de una política integral de estado para la búsqueda y localización de personas desaparecidas que contempla acciones tanto del gobierno de la República como de las propias entidades federativas. 

El compromiso asumido a nivel federal para generar nuevas y mejores capacidades en la búsqueda de personas desaparecidas se ha demostrado paulatinamente, prueba de ello es la firma también que ha realizado ya la Procuraduría General de la República del Acuerdo sobre licencia de uso del software relacionado con la base de datos ante mortem y pos mortem por el Comité Internacional de la Cruz Toja a quien también hoy le hago un merecido reconocimiento y le agradecemos su apoyo invaluable que ha venido desempeñando con la PGR durante los últimos años. 

Corresponde hoy la firma de un instrumento similar al Tribunal Superior de Justicia del DF, lo que suma una entidad federativa a este gran (inaudible) que hace el Estado Mexicano para localizar e identificar a personas víctimas de desaparición; esfuerzo en el que plenamente se han sumado estados como Tlaxcala, Veracruz y Puebla, y próximamente se sumará el Estado de México. 

La firma de esta licencia con el Comité Internacional de la Cruz Roja para el uso del software Ante Mortem y Post Mortem mejorará significativamente, como ya lo dijo el señor Schaerer, el orden, la metodología y la capacidad de concentración de información para hacer más eficiente la búsqueda e identificación de personas desaparecidas. 

Esperemos ver, de verdad que en breve, otras entidades federativas también se sumen a este importante esfuerzo. 

La consolidación de este proyecto se traducirá en un mayor sustento digital de la base de datos para el cruce de información de datos en vida con información obtenida de personas encontradas sin vida y no identificadas. 

Resulta por demás imperativo que este esfuerzo se traduzca en la actuación de todas las autoridades desde sus distintos ámbitos de competencia, lo que nos obliga a entender la colaboración en su sentido más amplio, e intercambiar información que recién empezamos a sistematizar y ordenar con los países también, de los que tienen relación con esta problemática. 

Los beneficios de contar con la licencia de uso de este software son muchos y son palpables, entre ellos podría mencionar tres: la homologación de procedimientos y criterios, el desarrollo y la adhesión de estándares nacionales, regionales e internacionales; y métodos y técnicos científicos, confiables, validados y acreditados. 

Es de mencionar que estos resultados se volverán mucho más efectivos en la medida en que otras entidades federativas, como ya lo he dicho, se sumen y cuenten con la licencia del uso de este software. 

Dentro de los avances que en la Procuraduría General de la República hemos venido registrando a partir de la puesta en marcha de la implementación de este sistema, es que se han capacitado un número importante de personas que manejarán este sistema. 

Se han consolidado ya los cuestionarios para obtener la información Ante Mortem, y algo muy importante que quiero subrayar es que se elaboró en PGR, el Protocolo de Identificación y Tratamiento Forense, cuyo contenido se acaba de aprobar también con los procuradores y fiscales del país en la recién Conferencia Nacional de Procuración de Justicia. 

Estas actividades se han desarrollado durante el año en curso, se estima que el uso de esta base de datos estará vigente a partir de noviembre de 2014. 

En la PGR nos hemos planteado ya la necesidad de fortalecer nuestras capacidades de investigación y de generar un área con personal ministerial especializado para realizar las investigaciones y llevar a cabo la ardua tarea de localizar e identificar a las personas desaparecidas. 

Por ello, hoy felicito al Distrito Federal por esta importante firma del Convenio con la Cruz Roja, sin duda, refleja su compromiso y voluntad, como ya lo he dicho, y en particular a su Tribunal Superior de Justicia, de contar con todas las herramientas necesarias para aumentar las capacidades de las autoridades capitalinas en esta labor, que corresponde a todos. 

Me parece que es invaluable que todos colaboremos a fin de identificar y localizar a nuestros desaparecidos y brindar soluciones a las familias que aún no encuentran las respuestas que necesitan tener. 

Muchas gracias, enhorabuena.