� Se firma acuerdo de acceso a base de datos de Interpol sobre ADN y se busca certificación internacional en laboratorio de genética forense.
� Moderniza laboratorios con una inversión de 60 millones. 

La única vía para robustecer el contenido de las investigaciones penales es dotarlas de evidencia científica consistente, afirmó la Subprocuradora Jurídica y de Asuntos Internacionales, Mariana Benítez Tiburcio, al inaugurar la 10a.Reunión Ordinaria del Grupo Iberoamericano de Trabajo en Análisis de ADN "GITAD". 

Señaló que para consolidar las investigaciones, la Procuraduría General de la República ha rediseñado su infraestructura al modernizar tecnológicamente de su laboratorio central e implementar cuatro más, a fin de responder a las exigencias que en la materia impondrá el nuevo sistema de justicia penal acusatorio. 

Con la presencia de expertos forenses de 17 países que participan en la Reunión del Grupo Iberoamericano, en las instalaciones de la Coordinación General de Servicios Periciales de la Agencia de Investigación Criminal, la Subprocuradora Benítez precisó que este evento refleja el interés y el compromiso de nuestros países por consolidar investigaciones sólidas, basadas en evidencias científicas y objetivas. 

Destacó que la PGR firmó un acuerdo de participación de acceso a la base de datos de Interpol sobre ADN, el cual permite conectarse y consultar la información relacionada con los perfiles genéticos de los países miembros de Interpol. 

Acompañada del Presidente del Grupo Iberoamericano de Trabajo en Análisis de DNA, "GITAD", Juan Carlos Álvarez Merino; del Director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio; de la Coordinadora General de Servicios Periciales, Sara Mónica Medina Alegría; puntualizó que este encuentro permitirá estrechar lazos de colaboración e intercambiar experiencias sobre las mejores prácticas internacionales en materia genética forense. 

Explicó que el objetivo de fortalecer los servicios médicos forenses del país permite a la PGR desarrollar una base de datos nacional de información de perfiles genéticos que a la fecha cuenta con 14 mil 278 registros. 

Aunado a ello, se suman los análisis de muestras biológicas que han proporcionado 20 laboratorios de genética forense de procuradurías y fiscalías generales de justicia en el país. 

El rediseño institucional de las áreas tácticas y operativas para consolidar el trabajo de la institución se sustentó primeramente, en la creación de la Agencia de Investigación Criminal, que coordina las áreas de investigación, inteligencia, información y servicios periciales, agregó. 

Subrayó que se han invertido 60 millones de pesos en infraestructura y modernización de los laboratorios para que los peritos cuenten con tecnología de punta, así como el equipo y mecanismos de vanguardia que aseguren la calidad del trabajo que desarrollan. 

Finalmente, señaló que la suma de esfuerzos y capacidades permitirán hacer frente a los desafíos que impone la modernidad en materia de investigación criminal. 

Por su parte, la Titular de la Coordinación General de Servicios Periciales, Sara Mónica Medina Alegría, afirmó que la institución o el país que no tenga esta base de datos, nunca podrá llegar a la verdad o a la identificación plena de alguna persona. 

El Presidente del Grupo Iberoamericano de Trabajo en Análisis de DNA, "GITAD", Juan Carlos Álvarez Merino, subrayó que el delito no conoce fronteras, por lo que las bases de datos genéticas deben ser entendidas, no sólo como un instrumento eficaz en el ámbito nacional, sino también en lo internacional. 

Los países de los expertos forenses participantes a la Reunión son: Argentina, Brasil, Costa Rica, Colombia, Chile, Cuba, Ecuador, España, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Portugal, República del Salvador, Uruguay, Venezuela y México. 

Al acto inaugural asistieron los Subprocuradores Especializados en Investigación de Delitos Federales, Cleominio Zoreda Novelo; y en Investigación de Delincuencia Organizada, Rodrigo Archundia Barrientos.