En investigación de SEIDO, de la Unidad contra Secuestros de Guerrero y apoyo de SEMAR, permitió la liberación de las víctimas.

En el operativo, se detuvo a cinco por el delito de Secuestro y Violación a la Ley Federal de Armas y la SEIDO obtuvo orden de aprehensión contra otros cinco involucrados.

La Procuraduría General de la República a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, consignó hoy a cuatro probables responsables del delito de secuestro en contra de 35 personas que habían sido privadas de su libertad en el estado de Guerrero, y libró orden de aprehensión contra otros cinco involucrados.

Las 35 víctimas fueron liberadas como resultado del trabajo de la SEIDO, quien en coordinación con la Unidad Especializada contra el Secuestro del estado de Guerrero, y elementos de la SEMAR, investigaban la desaparición de cuatro personas desde el mes de octubre de 2013.

El grupo criminal que mantuvo privado de su libertad a esas personas está asentado en los municipios de Apaxtla, Arcelia, Cocula y Teloloapan en el estado de Guerrero, y los secuestradores tenían en calidad de rehenes a las víctimas amenazándolas con causarles daño, para obligar a sus familiares al pago del rescate.

Las víctimas de secuestro fueron trasladadas a las instalaciones de la SEIDO, donde se les dio atención médica y psicológica, ya que presentaban un alto grado de desnutrición, anemia y lesiones, derivado de las condiciones infrahumanas en las que las tenían sus captores.

Un juez de Distrito en el estado de Guerrero, libró la orden de aprehensión contra los diez presuntos responsables de secuestro, y hoy cuatro serán ingresados como presuntos responsables al CEFERESO Número DOS de Occidente, en el estado de Jalisco, y una más, será internada en el CEFERESO FEMENIL de Nayarit.