Comunicado 063/13 Guadalajara, Jal., a 18 de julio de 2013

La obligación del Estado es aplicar la ley respetando los derechos humanos y al mismo tiempo resolver el problema de la delincuencia, de la violencia y de la pérdida de la paz, afirmó el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, al tomar la protesta de Gerardo Octavio Solís Gómez, como Delegado de la Procuraduría General de la República en el estado de Jalisco. Acompañado del Gobernador de la entidad, Aristóteles Sandoval, diversas autoridades gubernamentales, así como representantes de la sociedad civil, el Procurador Murillo convocó al nuevo responsable de la institución en Jalisco a no defraudar a la sociedad a la que tiene la obligación de defender. Murillo Karam resaltó que la coordinación entre gobiernos no todo se resuelve, pero nada se resuelve sin ella. Para mantener la paz en el país se requiere de seguridad, entendimiento claro de lo que se está haciendo y una planeación en todas las tareas de procuración de justicia que atiendan y respalden a la sociedad. Al reconocer la vocación de servicio y trabajo coordinado del personal de la Delegación, indicó que para que las instituciones funcionen se requiere de “la confianza de los ciudadanos, estamos en el camino de ello que lo que ya se traduce en colaboración plena entre las autoridades y la ciudadanía”. 2 Tras rendir su protesta como Delegado Estatal de la PGR, Solís Gómez se comprometió a sumarse a la estrategia nacional de seguridad y procuración de justicia, en un plan de trabajo amplio para que se retome el camino de la paz y tranquilidad. Asimismo ofreció plena coordinación a los esfuerzos de las diferentes autoridades involucradas en reforzar el Estado de Derecho en la entidad. En su mensaje. Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, dijo que no hay pretextos para recuperar la confianza y restablecer el tejido social y convocó al nuevo Delegado a unirse en este compromiso conjunto del gobierno con los ciudadanos.