Autoridades de la Procuraduría General de la República y del Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación, en el marco del Tratado entre los Estados Unidos Mexicanos y la República de Nicaragua sobre la Ejecución de Sentencias Penales, llevaron a cabo hoy, desde la Ciudad de Managua, el traslado internacional de reos entre ambas naciones. Fueron trasladadas veintiún personas de nacionalidad mexicana, las cuales fueron detenidas, procesadas y sentenciadas por diversos delitos cometidos en territorio nicaragüense, entre los que se encuentran delincuencia organizada, lavado de dinero y contra la salud. Los reos trasladados, actualmente compurgaban sentencias firmes, definitivas e inatacables, las cuales continuarán cumpliendo en territorio mexicano por el plazo restante correspondiente, conforme a sus sentencias respectivas. Dentro de este grupo de reos se encuentran los dieciocho mexicanos detenidos el 20 de agosto de 2012 cuando intentaban internarse a Nicaragua en seis camionetas tipo van, ostentándose como empleados de la empresa mexicana Televisa. Durante la detención realizada por autoridades nicaragüenses se les encontraron rastros de droga y 9.2 millones de dólares, hechos por los que fueron procesados y condenados a 17 y 18 años de cárcel en aquél país, según su grado de participación. Los mexicanos trasladados serán internados en los Centros Federales de Readaptación Social (CEFERESOS) en los estados de Jalisco, Tamaulipas y Nayarit. En la ejecución del traslado se dio pleno cumplimiento a los requisitos previstos por el tratado antes mencionado, destacando la voluntad de ambos gobiernos de proceder en esos términos y contando con el consentimiento de los reos mexicanos para ser trasladados a su país de origen.