La red de legisladores de los cinco continentes se pronunciaron por prevenir y combatir la corrupción mediante el fortalecimiento institucional y la elaboración de leyes: de nada sirven las leyes sin las instituciones adecuadas y de poco sirven éstas sin la legislación necesaria. Así lo señaló, el Subprocurador de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República, Ricardo García Cervantes y Presidente de la Organización Mundial de Parlamentarios Contra la Corrupción (GOPAC) capitulo México, con la presencia de autoridades de la Oficina de las Naciones Unidas para el control de las Drogas y la Prevención del Delito (ONUDD). Los parlamentarios de todas las regiones del mundo, afiliados a la GOPAC conciben en el marco de las citadas premisas: cero tolerancia a la corrupción y un escrutinio social e internacional a los índices de impunidad. Al dirigirse a la comunidad de legisladores de la GOPAC, reunidos en Panamá, el funcionario afirmó que el combate a la corrupción, en todas sus prácticas y delitos asociados, debe tener siempre perspectiva de derechos humanos. Al participar en la “V Conferencia de los estados partes de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción”, García Cervantes, dijo que la GOPAC, como red de parlamentarios en el mundo reiteró ante la comunidad internacional su voluntad y compromiso para prevenir y combatir la corrupción. Finalmente, explicó que GOPAC, es una organización que cuenta con 49 capítulos nacionales en cinco continentes y tiene como propósito fundamental el combate a la corrupción y requiere de indicadores objetivos como los de recuperación de activos, sanciones penales y administrativas ejemplares que, junto con una estrategia de prevención, permitan avanzar hacia una cultura de honestidad e integridad de los gobiernos y sociedad, en general, bajo el escrutinio y cooperación internacional.