- Fueron trasladados e ingresados al los CEFERESOS "Altiplano" y "Noroeste"

- Se rescataron 13 indocumentados (dos de India, cinco de Bangladesh y seis de Nepal).

La Procuraduría General de la República obtuvo orden de aprehensión en contra de tres personas originarias de Bangladesh y ocho mexicanas, integrantes de una red transnacional y probables responsables del delito de tráfico de personas, principalmente de nacionalidad afgana, bengalíes, indios, iraníes, paquistaníes y somalíes hacía Estados Unidos a través del territorio mexicano.

El traslado lo hacían de las naciones citadas hacia Dubái, y de ahí, a Centroamérica, hasta internarlos ilícitamente a territorio mexicano, específicamente por Chiapas, y de ese estado, vía aérea o terrestre a la Ciudad de México, para posteriormente llevarlos a Tamaulipas e ingresarlos al país vecino.

Tras su detención, los indiciados fueron arraigados y el pasado 19 de febrero, la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de Armas de la SEIDO, consignó ante el Juez, la averiguación previa por los delitos de Delincuencia Organizada y Tráfico de Indocumentados con el propósito de internar a personas en otro país sin documento.

Asimismo, son presuntos responsables de albergar en territorio nacional a varios extranjeros con el objeto de obtener un lucro con el fin de evadir la revisión migratoria, y por el diverso ilícito de operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, en la modalidad de adquisición y depósito de recurso económico en moneda nacional.

Una vez cumplida la medida cautelar de arraigo, al obtener la orden de aprehensión de un Juez de Distrito en el Estado de México, siete de los diez detenidos, fueron trasladados e ingresados al Centro Federal de Readaptación Social número 1 "Altiplano" y tres al Centro Federal de Readaptación Social número 4 "Noroeste"; donde quedaron a disposición de la autoridad jurisdiccional, para el inicio del proceso penal. Una persona quedó en libertad, al no encontrar elemento de prueba de responsabilidad.

Al momento de ser detenidos los integrantes de esta organización, se rescató a 13 indocumentados (dos de India, cinco de Bangladesh y seis de Nepal) a quienes mantenían en condiciones insalubres.