Instala PGR, Mesa Intrainstitucional de Género (MIG).  Garantizar el cumplimiento de la política nacional en materia de igualdad y no discriminación, objetivo.

El Subprocurador de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República, Ricardo Francisco García Cervantes, afirmó que quienes procuran justicia, están obligados a asumir el tema de género como propio, "La PGR debe ser ejemplo y testimonio de lo que significa igualdad entre las mujeres y los hombres como principio de justicia". 

Señaló que el compromiso de quienes se dedican a procurar justicia nos obliga a cerrar la brecha de desigualdad entre las mujeres y los hombres porque el tema de género no es un tema distinto al de justicia. 

Al instalar la Mesa Intrainstitucional de Género (MIG) de la Procuraduría General de la República, en el que participan diversas Unidades Administrativas, Órganos Descentralizados y Desconcentrados de esta institución, García Cervantes convocó a garantizar el cumplimiento de la política nacional en materia de igualdad y no discriminación. 

Esta Mesa Intrainstitucional, indicó, tiene el compromiso no sólo de cumplir con la Constitución y con las Convenciones internacionales, sino que hay una ley que nos obliga. 

Dijo que el Presidente Enrique Peña Nieto ha expresado a través del Plan Nacional de Desarrollo la voluntad del Gobierno de la República, de hacer del ejercicio público un instrumento para generar cultura de igualdad y de crear condiciones de dignidad humana iguales para las mujeres y para los hombres. 

El Subprocurador reiteró que la estructura del Estado brinda acceso a la justicia a todos por igual, y en la PGR, entendemos que frente a víctimas, a presuntos responsables y a procesados, en una visión transversal de género, nos obliga a tener acciones afirmativas, empeño, dedicación y sensibilidad a la condición que tienen, hoy por hoy, las mujeres desgraciadamente en demérito de su propia dignidad y en desventaja ante los hombres. 

Finalmente dijo que la PGR tiene como responsabilidad, la aplicación de la perspectiva de género en la debida diligencia, la conducción de averiguaciones previas y procesos judiciales relacionados con discriminación, violencia de género y feminicidios.