El Procurador Murillo Karam participo en el Primer Congreso Nacional de Derecho de la Red de Universidades Anahuac, en el Campus Queretaro.

El Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, sostuvo que el Estado Mexicano se enfrenta muchas veces a decisiones difíciles de tomar, porque la línea que separa a la firmeza del autoritarismo es muy tenue y cuando hay desconfianza, cuidado en no definir esa línea que es lo que permite mantener la paz, "generalmente, y lo vemos en la historia del mundo, los gobiernos débiles utilizan la fuerza, los gobiernos fuertes son capaces de ser tolerantes y esto es lo que debe definir un gobierno fuerte. Y eso es lo que debe definir el propósito claro del gobierno; la búsqueda de la paz, la búsqueda de la tranquilidad, la eliminación de la violencia". 

Al participar en el Primer Congreso Nacional de Derecho de la Red de Universidades Anáhuac, en el Campus Querétaro, el titular de la PGR agregó que un Estado real de Derecho, tiene también como base la confianza que debe darse en todos los sentidos, generando la certeza de que en el territorio que habitamos, nos organizamos con un grupo de normas, un cuerpo de reglas que nos señalan cómo tenemos que convivir. 

"La tarea de devolverle a este país la capacidad de vivir en un Estado de Derecho en el que no haya la necesidad de tener órganos tan grandes aplicando el Derecho tiene que partir de algo que es básico, que es lo que están haciendo ustedes: la educación", destacó el Procurador Murillo Karam quien estuvo acompañado por el Gobernador del Estado, José E. Calzada Rovirosa; el Rector de la Universidad Anáhuac Campus Querétaro, Luis Eduardo Alverde Montemayor; por el Presidente de la LVII Legislatura, Diputado Jorge Arturo Lomelí Noriega; y funcionarios de los tres niveles de gobierno. 

Agregó que cuando la paz está por encima y la vida está por encima también, la aplicación de la ley debe de convertirse en un acto en el cual la firmeza sea contundente, pero evitar la violencia o el autoritarismo, se convierte en un valor supremo, es por ello, siguió, que se necesita un Estado fuerte en la búsqueda de la paz, la búsqueda de la tranquilidad y la eliminación de la violencia. 

"Tenemos que ser muy cuidadosos en no caer en error tal que queriendo evitar la violencia la provoquemos, que queriendo conducir hacia la paz provoquemos la inestabilidad, que nos tomemos el tiempo que sea necesario para tener la certeza y la seguridad de que ese futuro que acabamos de diseñar pueda darse, que podamos estar plenamente convencidos de que vamos a volver a poder caminar en cualquier calle de nuestro país con la certeza absoluta de que si en la esquina hay un policía y en la otra esquina hay un riesgo, vamos a correr hacia donde está el policía, porque ya vamos a tener confianza" expresó Murillo Karam. 

Finalmente, convocó a los estudiantes de Derecho de esta red, a conformar la normatividad que permita la creación de la confianza y la certeza, que "desde el área en la que estén, si son abogados privados, entender que la ética no es ajena a quien litiga privadamente; si son funcionarios públicos, entender que la ética es una obligación; si son asesores o consejeros, podrán entender que la ética es un principio muy personal que cada quien aplica pero que es indudablemente la llave del bienestar, de sentirse bien y del bien común".