El ex gobernador del estado de Tabasco Andrés Rafael Granier Melo fue dado de alta del hospital en el que se encontraba internado en la Ciudad de México e inmediatamente después fue trasladado por elementos de la Policía Federal Ministerial a las instalaciones de la Procuraduría General de la República a fin de certificar su estado de salud. 

El señor Granier Melo fue ingresado al Reclusorio Oriente de la Ciudad de México en cumplimiento a las órdenes de aprehensión giradas en su contra por el Juez Cuarto de Distrito en el estado de Tabasco por la probable comisión de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y defraudación fiscal, quien en razón de lo anterior, solicitó vía exhorto a un juez de distrito en la Ciudad de México fuera puesto a su disposición para efectos de que el inculpado pueda rendir la declaración preparatoria en los términos de ley.