Al participar en el Quinto Foro Nacional sobre Seguridad y Justicia, efectuado en el World Trade Center.

México, D. F., a 08 de mayo de 2013. 

PROCURADOR GENERAL DE LA REPÚBLICA, JESÚS MURILLO KARAM (JMK): Déjenme empezar por el tema del Ministerio Público: Yo creo que hay dos cambios esenciales, uno mucho más difícil que el otro, el primero es de mentalidad. 

Tenemos que cambiar la mentalidad del Ministerio Público no porque sean...tengan mala mentalidad los que están, sino porque fue la que se formó durante muchos años, de un Ministerio Público burocrático. 

Y la otra es, los elementos con que el Ministerio Público y la forma y el sistema con que el Ministerio Público se inscribe, yo diría como columna vertebral del proceso penal. 

Pero déjenme empezar por la primera parte, el cambio de mentalidad. Yo creo que es importante que desterremos ese Ministerio Público o aburrido o abrumado, con un escritorio lleno de papeles y que cada vez que un Procurador me pasa a mí, pide un expediente, tiene que entrar con una carretilla a la oficina para poder meter el mundo de papeles que hay que leer. 

Que después de que los lee él, los tiene que leer el que los revisa, y después los tiene que leer el que lo juzga, y los tiene que leer el Ministerio Público y a fin de cuentas acabamos sabiendo lo que una hojita de resumen da y que no nos permite tener un criterio completo. 

Eso es lo que tenemos que transformar, ¿qué requerimos para transformar esto?, bueno, a que no se genere un Ministerio Público con vocación de servicio. 

Lo primero que tenemos que medir, más que el polígrafo, que es público que mi no me gusta, alguien que tenga vocación de servicio, alguien que tenga vocación de servicio no va a necesitar un polígrafo, va a ejercer ese servicio porque quiere hacerlo, eso es lo que significa vocación de servicio, con pasión por la verdad, y ésta es otra característica que es irrenunciable. 

Convencido de que su trabajo es la verdad, pero aún en el caso que señala con toda precisión el Procurador de Campeche, de la diferencia entre escoger la búsqueda de la verdad histórica o escoger y quitarle problemas a la sociedad, tiene que ser también como medida natural, como es el conjunto de las dos, el hecho de que exista la verdad, porque no se puede resolver un problema sobre la base de mentiras. 

El trabajo esencial del Ministerio Público, es la búsqueda de la verdad para lo que sea, para arreglarlo en un proceso de esta naturaleza, para aplicar la ley, para pedir una sanción, pero la búsqueda de la verdad, es el trabajo del Ministerio Público. 

Tenemos que dejar muy claro en la cabeza de la los ministerios públicos, estoy hablando de la mentalidad porque es lo más difícil, porque es lo que más tiempo nos va a llevar, dejarles en la cabeza que cada una de sus actuaciones es en representación de la sociedad. 

Si nosotros logramos que esto penetre en el ánimo de cada Ministerio Público, que sientan la responsabilidad brutal en la espalda de representar a la sociedad, de representar los valores fundamentales de esa sociedad, de integrar en nuestra sociedad lo que hace posible la existencia del Estado de Derecho, que es el consenso generalizado de que esas condiciones legales son aceptadas por la sociedad. 

Y para que la sociedad pueda aceptarlas, tiene que tener instrumentadores de la verdad, instrumentadores de este derecho, instrumentadores de esta norma que le sean confiables, en los que pueda creer y sólo así pueda darse un Estado de Derecho, y sólo un Estado de Derecho permite un desarrollo sano, equilibrado y correcto de una sociedad. 

Tiene que ser un Ministerio Público que se prepare todos los días, dicen que ser abogado, -ahí me van enseñando papelitos para que no se me vaya la mano-, que ser abogado es muy fácil, puede que sí, titularse de abogado puede ser que sea muy fácil, ah, pero ejercer correctamente la abogacía es una tarea de doctorarse todos los casos, cada caso es un doctorado. 

Si el Ministerio Público no se prepara, no se considera el perito en la materia, se va a quedar rezagado, vamos a tener otra vez el caso de ministerios públicos aburridos, enojados y que por consecuencia, tratan mal al público. 

El Ministerio Público tiene que tener la cabeza bien clara que su actuación puede ser la diferencia entre hacer daño y hacer justicia, tiene que tenerlo muy claro, y eso es un trabajo de cambio de mentalidad. 

Todo esto es para que el ejercicio de la acción penal sea un trabajo imparcial, ético, profesional, en el que, insisto, la búsqueda central debe ser la búsqueda de la verdad. 

En la segunda parte me meto a todas las características que vienen porque el reto es enorme, es enorme. Pero por lo pronto nos queda claro, lo primero que necesitamos es tener los individuos adecuados para hacer la acción adecuada. 

La reestructuración que estamos planteando en la Procuraduría va muy en los ejes aquí señalados, vamos a volver a dejar las fiscalías como lo que son, como fiscalías, vamos a crear otra vez una entidad que tenga la investigación científica y policiaca junta, y me voy a meter al problema de mayor dificultad, la reacción de la policía con el Ministerio Público. 


INTERVENCIÓN II 

DENISSE MERKER: Procurador, sobre este tema, pero sobre todo el que terminó en donde está el enlace del ministerio público motor, pero el ministerio público necesita policía. 

PROCURADOR GENERAL DE LA REPÚBLICA, JESÚS MURILLO KARAM (JMK): Éste es un tema que discutimos desde la reforma del 2008, yo creo que fue uno de los temas más difíciles; yo insistí en que mantuviera la Constitución, en su artículo 21, la parte aquella donde dice que el ministerio público es el que conduce la investigación en función de la policía. 

Pensando que con esto podríamos resolver el problema de que fuera, como estuviera la policía, el mando del ministerio público garantizaría que esta policía actuara en función de la investigación, porque a fin de cuentas, si lo analizan, estamos hablando de en qué momento se hace y cómo se hace la investigación, estamos hablando de la investigación. 

El Fiscal para el uso de la investigación, la investigación como la portadora de los dos, el secreto es la investigación; ya hablamos de una investigación científica, ya hablamos de una investigación bien preparada. 

El problema lo tenemos en la instrumentación, ya vivimos prácticamente varios modelos: una Procuraduría con una policía muy cerrada y muy de ella que nos conduce a averiguaciones muy sesgadas; pero por el otro lado, otro problema creo el que nos tocó, una Procuraduría separada de la policía en la que la policía hacía lo que quería y la Procuraduría lo que podía y que fue minando el trabajo de la Procuraduría. 

Y entonces el problema radica en encontrar entre el justo, la justa medida, lo acaban de decir muy bien el Gobernador y el Procurador, dijeron: "Lo que tenemos que hacer es que la Procuraduría tenga capacidad de investigación", ése es el punto. 

Que tenga la capacitación de investigación y que tenga la autoridad suficiente para que la policía no se desvíe, porque también es parte de su obligación. 

En consecuencia, ese sistema de equilibrio policía-Procuraduría que tenemos que construir, es crucial. 

Yo sí creo que la persona hace la cultura y la cultura hace a las personas, sí creo que podamos modificar mentalidades, creo que nos vamos a tardar y creo que será difícil. Pero creo que podemos modificar mentalidades si insistimos y no paramos. 

Pero lo que no podemos y es el ejemplo que ponemos de que tenemos que reparar la llanta con el coche caminando, es parar el trabajo de la justicia. Tenemos que estar trabajando al mismo tiempo en las dos cosas, tenemos que ser capaces de estar utilizando lo que tenemos en este momento mientras hacemos todas las reformas para el que sigue. ¿Qué significa? 

Significa que tenemos que fortalecer en las Procuradurías, no quiero ser, voy bien, me avisa eh, no quiero ser arbitrario, resulta que soy el Procurador. 

En consecuencia, requerimos necesariamente definir con toda precisión, con toda precisión, qué le toca al ministerio público y cómo se auxilia de la policía. 

Los sistemas más acusatorios del mundo que dicen: yo tengo mi policía investigadora ajena completamente a la Fiscalía, nos mienten, no existen, no existen. 

Los fiscales tienen autoridad sobre la autoridad investigadora, aunque después sean parte del juicio que es lo que pretende resolver la acusatoria. Pero lo que tenemos que hacer es no tomar un modelo y aplicarlo a una sociedad, es entender nuestra sociedad y aplicarle el modelo que le corresponda, que le sirva, que le sea útil. 

DENISSE MERKER: Procurador, ¿cómo está hoy la policía? Es decir, ¿cómo está la Procuraduría hoy en el tema este de� básicamente tienen policías? 

JMK: A ver, no, es que ése es el gran problema, a la Procuraduría se le exige que primero investigue y luego consigne. Y no tiene con qué investigar, se le puso un rol y ni si quiera es un problema modificarlo porque es un asunto reglamentario, se le puso un rol a la policía que tenía la Procuraduría, digo que tenía, porque ya no son policías. 

Resulta que los ocupamos para custodios, para grupos de seguridad y para traslados, para que trasladen presos; mientras se le dieron todas las facultades a la Policía Federal para toda la investigación. 

Pues lo que sucedió es que la Policía Federal y la Procuraduría tuvieron un conflicto, no había interacción y hoy estamos viendo el efecto de esa cuestión; consignaciones que se han venido cayendo una tras otra porque no hubo la investigación suficiente para poderla integrar. 

Afortunadamente hay toda la disposición, forma parte del plan del Presidente de la República, la reestructuración de este problema, se le está ya dotando a la Procuraduría de capacidades científicas de investigación. Y se están haciendo cursos, yo no sé si lo habrán visto, pero los policías de la Policía Federal Ministerial, que se depuró sola, están asistiendo a cursos de todos tipos, se están especializando. 

Estamos contratando policías con licenciatura en las universidades que mejor licenciaturas tienen, estamos reintegrando una policía que pueda relámete adecuarse a las condiciones sociales que México requiere, en poco tiempo ya tenemos una policía que ya actúa en investigaciones con los tres o cuatro éxitos que hemos logrado tener de investigación que han sido muy notorios, ya lo están haciendo bien. 

Pero lo más importante, se los digo con toda franqueza, lo que más me ha llamado la atención es ver el efecto que causa en los demás. 

Por eso les digo que una persona es la cultura que tiene, pero también forma parte de la cultura que hace. Está empezando a cambiar el ánimo, la intención y la posibilidad de esta policía. 

Hoy tengo ya un grupo de gente que pueden investigar y que puedo con toda la confianza del mundo dejarles una investigación delicada a sabiendas que no me la van a torcer, de que no me la van a llevar por otro lado. 

DENISSE MERKER: Gracias Procurador. 


INTERVENCIÓN III 

DENISE MAERKER, MODERADORA: ¿Cómo saber, qué me va a decir que cambió? 

PROCURADOR GENERAL DE LA REPÚBLICA, JESÚS MURILLO KARAM (JMK): Depende de lo que haya pasado. Eso es muy difícil. Ahí sí el pronóstico no se me da mucho. 

A ver, ¿qué quiero que pase?, eso es más importante. Lo que yo quisiera que dentro de un año estuviésemos ya instaurados, dentro de tres tenemos que hacerlo, pero a mí me gustaría que pudiera ser en un año, instaurado este nuevo sistema de justicia penal con precisiones muy concretas. 

No puedo dejar de mencionar lo que señalaba en cuanto a principio de oportunidad o al criterio de oportunidad. 

Si no tenemos mucho cuidado en cómo lo planteamos, en cómo lo definimos para ajustarlo a cómo lo ve, nos puede suceder algo que está sucediendo en otros países con un enorme peligro. 

Me decía un Fiscal de otro país que para ellos era fundamental el criterio de oportunidad, y cuando le pregunté por qué, me dijo "a nosotros nos elijen, a los fiscales nos elijen. Entonces yo tengo que escoger cuáles son los casos que tienen más impacto entre la sociedad", y yo creo que en México no podemos hacer eso. 

En México, el próximo sistema acusatorio, eso es lo que quiero ver en un año, es un sistema sostenido en cuatro pilares: 

Una defensoría de oficio muy sólida, mucho más constitutiva que la que hay, porque somos un país que tiene un problema económico, que tiene un problema de muchas gentes en la cárcel porque no tuvieron una defensa sólida. 

El sistema de defensa federal no es tan malo, debe ser mejor, pero hay estado en los que prácticamente no existe, entonces necesitamos sostener esa columna. 

La otra columna tiene que ser, necesariamente, el Ministerio Público, que es la parte que tiene que acusar correctamente y algo muy importante, no acusar correctamente, porque es tanta tarea del Ministerio Público acusar a quien considera culpable, como no permitir que un inocente vaya a la cárcel, no sé cuál de las dos pueda ser más importante. 

El otro pilar es el juez, que es un pilar sustancial en esto. Y el cuarto, esté donde esté, es la evidencia. La evidencia que tiene que construirse por las partes para poder darle a la posibilidad de un juicio rápido, eficiente, correcto y ético, buenos resultados. 

Cuidadosos en cuanto a la afinación de los criterios de oportunidad, que no se conviertan en oportunidad económica o en oportunidad política, sino que sean oportunidad de justicia. 

Y segundo, en los métodos alternativos. Tenemos que ser también muy cuidadosos que los juicios abreviados no se utilicen como se utilizan en algunos países, en donde el número de gentes que se dicen culpables es mucho muy alto porque les es más barato, porque les resulta más cómodo y menos riesgoso, y prefieren declararse culpables a tener un juicio abreviado y pagar una cantidad, que afrontar un juicio que les es muy caro, que se tarda más, y por eso prefieran declararse culpables. 

Y en lugar de hacer justicia de esa manera, lo que estaríamos haciendo es una simulación de justicia, que en este país ya no se puede permitir, que no podemos dejar que continúe. 

DENISE MAERKER: ¿En un año se puede ver alguna diferencia? 

JMK: Yo espero que sí, no lo puedo asegurar.