La Procuraduría General de la República (PGR) puso a disposición de la autoridad jurisdiccional a una persona asegurada en Sinaloa por elementos de la Secretaría de Marina – Armada de México que llevaba consigo un arma de fuego larga de uso exclusivo de las fuerzas armadas y más de un kilogramo de narcótico. Él ahora consignado se le vincula a un grupo con operaciones criminales en esa y otras entidades federativas.

Esta acción fue realizada por personal naval con estricto apego a los derechos humanos, con absoluta imparcialidad y sin discriminación de persona alguna.

La Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) informó que como resultado de la averiguación previa iniciada el Ministerio Público de la Federación ejerció acción penal ante el Juzgado Tercero de Distrito, radicado en Culiacán, Sinaloa, por delitos contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio, y por portación de armas de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

Asimismo, dio a conocer que el imputado fue internado en el Centro Federal de Readaptación Social Número 14, en Gómez Palacio, Durango, a disposición de juez de la causa.

La SEIDO refirió que el ahora consignado fue asegurado por elementos de Infantería de la Secretaría de Marina – Armada de México, el pasado miércoles en la inmediaciones de la colonia Benito Juárez, municipio de Culiacán.

Tripulaba un automóvil de lujo y pretendió escapar ante la presencia federal. Se le aseguró un arma de fuego larga, abastecida de proyectiles útiles, un cargador y un envoltorio de narcótico denominado diacetilmorfina heroína, de acuerdo con los peritajes, con peso de poco más de un kilogramo.