El Procurador General de la Republica, Jesús Murillo Karam indicó que en el transcurso de este día se efectuó la detención de 15 personas más, presuntamente involucradas, en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, 14 de estas se desempeñan como elementos de la Policía del Municipio de Cocula, Guerrero.

Del mismo modo, informó que el alcalde de ese municipio se encuentra declarando en calidad de testigo al igual que el director de Seguridad Pública de esa localidad.

El titular de la Procuraduría General de la República, precisó que los detenidos, son aparte de los 22 elementos de la Policía Municipal de Iguala, consignados por la Procuraduría estatal, y que el número 15 es un empleado administrativo de la Policía de Cocula, y que fue él, quien falsificó las bitácoras de las patrullas para ocultar que habían ido a Iguala y que fueron alteradas, al cambiarle la cromática de los números a los vehículos oficiales para que no fueran identificados. "Todo esto está ya perfectamente documentado y pleno para presentarse".

Hasta el momento, continuó, independientemente de tener cerca de 50 detenidos, lo que tenemos son a los operadores que se encargaron de la detención y el traslado (de los normalistas) hasta entregarlos al grupo delictivo que opera en la zona.

La intención de la Procuraduría es consignarlos, porque la ley nos obliga hacerlo de inmediato y continuar con la investigación y detener a los que nos falten, autores materiales o de participantes en la operación, pero fundamentalmente a los que son los autores intelectuales. Las líneas de investigación que nos abren estas detenciones, nos acercan mucho más a estas posibilidades, precisó.

El propósito central y fundamental, subrayó es encontrar ahora a los desaparecidos, pero junto con esto y de manera importante, se trata de encontrar también a los autores intelectuales de un acto que nos lastima a todos, de un acto que lastima al estado de derecho y que no podemos permitir que se repita.

En conferencia de prensa Jesús Murillo Karam informó que en las primeras fosas encontradas, ya existen algunos resultados y "les puedo decir que no corresponden a los ADN de los familiares de estos jóvenes; el encuentro de estas fosas nos confirma el nivel de peligrosidad de este grupo que opera en la región. Asimismo confirmó el hallazgo de una fosa más en la cercanías de Iguala y en la cual ya se encuentra trabajando personal pericial de la Agencia de Investigación Criminal.

Por su parte el Comisionado Nacional de Seguridad Monte Alejandro Rubido, luego de hacer una descripción de las labores de búsqueda y seguridad pública que hacen miembros de la Policía Federal, en Iguala, dio a conocer que esta madrugada fuerzas federales fueron recibidas con disparos de arma de fuego por parte de Benjamín Mondragón Pereda en el Municipio de Jiutepec Morelos.

Los hechos acontecieron en el Fraccionamiento San Gaspar, en donde después de repeler la agresión se estableció un diálogo y del interior del domicilio se permitió la salida de una mujer embarazada, pareja sentimental de Benjamín Mondragón para posteriormente pretender la entrega del agresor. Sin embargo, "él se asomó y simplemente hizo una expresión y se dio un tiro en la cabeza".

A Benjamín Mondragón se le identifica, refirió, con el grupo delincuencial que se ha mencionado en la conferencia. En este suceso se detuvieron a dos personas del cuerpo de seguridad del hoy fallecido, ambos sobrinos de él, añadió.

Por su parte, Tomás Zerón de Lucio, director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal precisó que todas estas acciones han sido en coordinación con todas las instancias de seguridad del Gobierno de la República y que para las mismas se cuenta con una base de operaciones en Iguala, apoyada con Servicios Aéreos, Servicios Periciales, Servicios de Investigación y policiales, de manera permanente.

En la conferencia celebrada en la sede de la Procuraduría General de la República estuvo presente además de los mencionados, el Subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada, Rodrigo Archundia Barrientos.