·         Al inicio de cada película, el espectador verá un aviso de la PGR advirtiendo que la película que disfrutará está protegida por la Ley.

·         La industria cinematográfica nacional genera 43 mil empleos directos y 13 mil indirectos.


“La reproducción no autorizada de esta obra es un delito”, esta frase es parte del anuncio preventivo que los asistentes a las salas cinematográficas podrán observar, a partir de ahora, antes de la proyección de una película. La industria cinematográfica nacional genera 43 mil empleos directos y 13 mil indirectos.


La Procuraduría General de la República (PGR) y la Motion Picture Association (MPA) suscribieron un convenio de utilización de leyendas, logotipos, imágenes, nombres y demás elementos de identidad de la PGR, sus unidades administrativas y órganos desconcentrados.

Con este convenio, al inicio de cada película, el espectador verá un aviso de la PGR, advirtiendo que la película que disfrutará está protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor y su reproducción ilegal constituye un delito que se castiga con 20 mil días de multa o hasta 10 años de cárcel.

En la ceremonia protocolaria, Tomás Zerón de Lucio, Director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y representante personal de la Procuradora Arely Gómez González en la firma de este convenio, afirmó que el propósito de este instrumento jurídico es fortalecer la serie de actividades que la PGR, junto con diversas instituciones públicas y privadas emprenden para combatir este flagelo, conocido coloquialmente como “piratería”, que afecta el patrimonio y desarrollo de miles de productores cinematográficos. 

“Las conductas vinculadas con la reproducción no autorizada de obras protegidas, constituyen una gran afectación para todos los involucrados en la industria; generan pérdidas considerables que afectan a quienes emplea directa o indirectamente la industria cinematrográfica. Igualmente, impacta negativamente la Hacienda Pública cuyos incentivos fiscales podrían estimular la creación de un mayor número de obras”, puntualizó.

Para la Directora General de MPA Ana María Magaña Rodríguez, La advertencia que los espectadores podrán observar en las salas de cine es, precisamente, un esfuerzo conjunto y coordinado para fomentar el respeto a los derechos de la propiedad intelectual y salvaguardar la producción y distribución de las obras cinematográficas.

“En 2014, la piratería le costó al país 43 mil millones de pesos, de los cuales seis mil millones provienen de la evasión del pago del IVA por quienes consumen piratería. Para poner en perspectiva estos 43 mil millones de pesos, hay que considerar que ésta cantidad equivale al 34 por ciento del recorte presupuestal que anunció la Secretaría de Hacienda para todo el gobierno federal”, detalló.  

Para documentar los números de este delito, la PGR, a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales y la AIC, lleva a cabo permanentemente las acciones necesarias para combatirlo, de tal forma que, durante el año 2015, la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial, logró el desmantelamiento de 65 laboratorios ilícitos en donde se reproducían millones de videogramas apócrifos y se aseguraron nueve mil 215 equipos quemadores. 

Cada quemador tiene la capacidad de reproducir 300 videogramas apócrifos por día, lo que implica que anualmente esta reproducción podría alcanzar casi 105 mil discos. En 2014, el impacto de la piratería en la industria cinematográfica fue de 340 millones de dólares, esto es, de cada diez películas que se vendieron ocho fueron apócrifas.

La exhibición de esta advertencia dirigida a los espectadores del séptimo arte es un elemento más de los esfuerzos que llevan a cabo la PGR y la MPA para generar una política de prevención del delito. 



386 3jpg
386 4jpg
386 2jpg
386 1jpg