• Se fortalece Código de Conducta de la institución.

• Código de ética de vanguardia: AGG.

•El Comité satisface la demanda ciudadana para combatir la corrupción y transparentar la acción pública.

 

La Procuradora General de la República Arely Gómez González presidió la instalación del Comité de Ética y Prevención de Conflictos de Interés y presentó el nuevo Código de Conducta de la institución.

 

En un evento en el que estuvieron presentes el Secretario de la Función Pública Virgilio Andrade Martínez y el Auditor Superior de la Federación Juan Manuel Portal Martínez, como testigos de honor, la titular de la PGR afirmó que se trata de un Código de Conducta de nueva generación, actualizado y ajustado al marco jurídico en materia de Derechos Humanos.

 

Este documento rector, afirmó, sentará las bases para un mayor compromiso de los servidores públicos que laboran en la PGR para erradicar conductas negativas como la deslealtad, la deshonestidad y la ineficiencia.

 

“La ética en el servicio público, el combate a toda forma de corrupción, la integridad en la función pública y la prevención de los conflictos de interés, constituyen una exigencia ciudadana con la que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto se ha comprometido y en la que se ha avanzado durante mi gestión al frente de la Procuraduría” dijo.

 

La Titular de la PGR aseguró que la instalación del Comité satisface la demanda ciudadana para combatir la corrupción y transparentar la acción pública, a fin de recuperar la confianza de la sociedad con base en el fortalecimiento de los mecanismos que vinculan el trabajo de la administración pública con los demás sectores de la población.

 

Por su parte, el Secretario de la Función Pública Virgilio Andrade Martínez, manifestó que hablar de ética exige actuar con armonía, sin discriminaciones, sin abusos, con respeto a los valores fundamentales y a la integridad de las reglas laborales vigentes.

 

Afirmó que la exigencia actual es que los servidores públicos estén apegados a los valores relacionados con la conducta cotidiana y la legalidad, para cumplir cabalmente con las responsabilidades encomendadas y respetando los derechos humanos.

 

Andrade Martínez expuso que la atención a la ciudadanía, la dinámica interna del trabajo y el cumplimiento de la misión encomendada son los tres elementos que integran el aspecto ético de los servidores públicos.

 

Destacó el avance que ha dado hoy la Procuraduría General de la República con la instalación del Comité de Ética y Prevención de Conflictos de Interés y el compromiso de respetar escrupulosamente los derechos humanos.

 

En su oportunidad, el Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, expresó que, en estos tiempos, la sociedad demanda rectitud y políticas de integridad por parte de las autoridades y, particularmente, en el caso de una institución encargada de impartir justicia como la PGR, acciones transparentes que den seguimiento al trabajo diario de los servidores públicos que la integran.