• Académicos y expertos en materia de seguridad analizarán las nuevas formas de delincuencia.
  • Oportunidad sin precedente para conocer más sobre las nuevas e incipientes formas de delincuencia y violencia.
  • La cooperación internacional una herramienta esencial para lograr un frente común para enfrentar estos retos.

Con una visión de futuro para hacer frente a redes de delincuencia, cada vez más difusas y en constante evolución, la Procuradora General de la República, Arely Gómez González, inauguró el Congreso Internacional sobre Prevención de Delitos Emergentes.

El Congreso fue convocado de manera conjunta por la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Procuraduría General de la República y la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. 

En la ceremonia inaugural, la titular de la PGR afirmó que el propósito de este Congreso es compartir experiencias exitosas a nivel internacional que permitan identificar tendencias relevantes para la construcción de políticas públicas y programas de prevención de los delitos emergentes en México y el mundo.

“El combate a los esquemas criminales y grupos delincuenciales, que han incrementado de manera considerable su presencia, sofisticación e importancia, requiere trabajar coordinadamente con autoridades de otros países para una mejor y más eficiente investigación y persecución del delito”, dijo.  

Académicos y expertos en materia de seguridad analizarán, en la sede de la Cancillería, las nuevas formas de delincuencia que suponen una variación o sofisticación de los delitos convencionales, identificados ahora como emergentes, entre los que destacan los cibernéticos, energéticos, contra el medio ambiente, tráfico de órganos, tráfico de bienes culturales, delitos de robo de identidad y delitos de fraude deportivo.

Para el Representante Regional de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito Antonio Luigi Mazzitelli el Congreso representa una oportunidad sin precedente para conocer más sobre las nuevas e incipientes formas de delincuencia y violencia.

“Para enfrentar formas nuevas y emergentes de delito y de violencia que muchas veces se esconden tras el anonimato que las nuevas tecnologías de la información proporcionan... Estamos viviendo, en este contexto, una carrera en donde la delincuencia busca generar ganancia de manera creativa, más secreta”, expresó.

Cuando se trata de delitos emergentes, destacó por su parte, el Subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Carlos Pérez-Verdía Canales, se incrementa la necesidad de los países de trabajar en conjunto; intercambiar mejores prácticas, fomentar la cooperación y coordinación en el desarrollo de respuestas que hagan frente a este fenómeno de una manera integral y dinámica.

“De ahí, la importancia de hacer de la cooperación internacional una herramienta esencial para lograr un frente común a estos retos”, puntualizó.

Coincidieron en que, actualmente, los problemas locales se pueden convertir con facilidad en retos internacionales debido, principalmente, a que los conflictos globales crecen a una mayor velocidad que las instituciones generando áreas de oportunidad para la delincuencia organizada internacional, la cual se adapta con facilidad a las nuevas circunstancias, buscando constantemente nuevos territorios para explotar de forma ilícita.

En la ceremonia de inauguración también estuvieron presentes: el Subprocurador Especializado en Investigación de Delitos Federales José Guadalupe Medina Romero; el Subprocurador de Derechos Humanos, Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad Eber Omar Betanzos Torres.