Para los expertos, por supuesto que no se trata de uno de esos populares videojuegos sino de una amenaza real como son las armas químicas y biológicas.

 

Con esta premisa y los auspicios de la Procuraduría General de la República (PGR) inició en la Ciudad de México uno de los eventos más relevantes para la seguridad regional y global.

 

El Director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal de la (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR) Tomás Zerón de Lucio inauguró el Quinto Taller de INTERPOL sobre la Lucha Contra el Contrabando de Materiales Nucleares.

 

Para Zerón de Lucio la lucha contra la delincuencia trasnacional es un objetivo que une a los países del mundo porque el contrabando de materiales nucleares ha expandido su campo de acción hacia todos los continentes.

 

“Convirtiéndose en una necesidad imperante de la lucha contra las organizaciones delictivas. Los expertos que nos acompañan para compartir sus experiencias han dedicado parte de sus vidas a la persecución y combate de estos delitos. Por lo tanto, sus conocimientos nos aportarán elementos para entender, desde una visión global, cómo prevenir y perseguir la comisión de estas conductas”, dijo

 

El taller es directamente auspiciado y promovido por la Secretaría General de INTERPOL y tiene como propósito crear conciencia en relación con el contrabando de materiales nucleares, así como promover una mayor cooperación entre los distintos sectores representados a escala nacional y regional, afirmó el Jefe del Departamento de Radiología Nuclear de la Secretaría General de INTERPOL Alan King.

 

“A ustedes, a mí, a nuestras familias y a todos en el mundo… Es un acto de terrorismo… Esta semana escucharán dos casos de estudio y el impacto que estos materiales pueden tener en manos equivocadas”, indicó.

 

Ante el fantasma de las armas de destrucción masiva, advierten los expertos de INTERPOL, es necesaria la colaboración a escala regional e internacional porque ningún país, en solitario, puede combatir con éxito ésta amenaza.

 

En virtud de que este problema no ha dejado de provocar sospechas y suspicacias, el Director en Jefe de la AIC, Zerón de Lucio, aseguró que con el intercambio de información los representantes de las naciones participantes ampliarán sus conocimientos en materia de desarrollo y despliegue de equipo contra el contrabando de materiales nucleares, con el propósito de frenar su tráfico ilícito.

 

“Estableceremos los vínculos necesarios para detectar los casos prioritarios y crearemos bases de datos sólidas para que nuestros países estén prevenidos ante estas nuevas tendencias”, manifestó. 

 

El evento, de carácter privado, concluirá el próximo 10 de febrero y participan representantes nacionales de procuración de justicia, principalmente, los de nivel medio que se encargan de llevar en campo los operativos, entre ellos, autoridades fronterizas, aduanas, relaciones exteriores, entidades reguladoras de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y México.