comparezco ante esta Comisión con motivo del nombramiento con el que me honra el presidente de la república Enrique Peña Nieto para el cumplimiento de las atribuciones establecidas por el Artículo 102, apartado A, de nuestra constitución. 

De contar con la ratificación de esta honorable soberanía, haré valer en todo momento una Procuraduría General de la República firme, pero respetuosa y garante de los derechos, el primordial de ellos el de acceso a la justicia como una pieza fundamental de la defensa de los derechos humanos. Será prioritario atender con apego estricto a la ley y los requerimientos emitidos por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y de los organismos nacionales e internacionales en la materia.