La Unidad Especializada Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura, es la encargada de dirigir las atribuciones inherentes a la función ministerial, que se contemplan en los ordenamientos jurídicos sustantivos, adjetivos e internos, relativos a la integración de las Averiguaciones Previas por hechos probablemente constitutivos de delitos de tortura, en apego a los principios de constitucionalidad y legalidad, para lograr una procuración de justicia confiable, expedita, imparcial y transparente.

La Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura, tendrá competencia para dirigir, coordinar y supervisar las investigaciones del delito en materia de tortura cuando se trate de actos atribuibles a servidores públicos integrantes de otras instancias de la Administración Pública Federal, u otros Poderes de la Federación, o inclusive de algún organismo autónomo conforme a lo establecido en la Ley Federal para Prevenir y Sancionar la Tortura y demás disposiciones aplicables en la materia.


Aspecto Jurídico


Facultades

Entre sus principales facultades se encuentran:

    1. Ejercer las atribuciones que le confieren al Ministerio Público de la Federación, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; los instrumentos internacionales aplicables en la materia, el artículo 4 de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República; su Reglamento; la Ley General de Víctimas; la Ley Federal para Prevenir y Sancionar la Tortura y demás disposiciones jurídicas aplicables, respecto a la investigación y persecución de delitos materia de su competencia;
    2. Coadyuvar al diseño de los protocolos relativos a la investigación del delito de tortura, así como instrumentar, supervisar y evaluar su aplicación;
    3. Coordinar a los agentes del Ministerio Público de la Federación de la Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura, en las investigaciones que se inicien por la comisión del delito de tortura;
    4. Solicitar de las instancias judiciales y, en su caso, penitenciarias, federales o locales, el traslado de internos de su lugar de reclusión a otros centros de internamiento, salvaguardando sus derechos humanos;
    5. Autorizar las solicitudes del desistimiento de la acción penal, de cancelación de orden de aprehensión, y de sustitución de la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, ante el órgano jurisdiccional competente
    6. Autorizar la realización de entregas vigiladas y operaciones encubiertas;
    7. Requerir la localización geográfica en tiempo real, o conservación inmediata de datos contenidos en redes, sistemas o equipos de informática y en su caso solicitar la intervención de comunicaciones privadas;
    8. Pronunciarse en el plazo de quince días ante la notificación del incumplimiento del Ministerio Público de solicitar el sobreseimiento, la suspensión del proceso o formular acusación al cierre de la investigación;
    9. Coordinarse con las instituciones de procuración de justicia de las entidades federativas y el Distrito Federal, en términos de los Convenios de Colaboración para la investigación del delito de tortura;
    10. Establecer mecanismos de coordinación y de colaboración con otras áreas de la Procuraduría General de la República, con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, las Comisiones de Derechos Humanos Estatales, y las organizaciones no gubernamentales dedicadas a la defensa de los derechos humanos y la defensa de los derechos de las víctimas, así como otras instancias y dependencias de los tres órdenes de gobierno, de conformidad con las políticas y lineamientos que en la materia tenga establecidos la Institución, para el óptimo cumplimiento de las funciones que le corresponden;
    11. Realizar, a partir de la información con que cuente, estudios sobre los fenómenos delictivos de su competencia y en su caso coordinarse con otras áreas de la institución para formular prospectivas y propuestas para el diseño e instrumentación de políticas, estrategias y acciones a desplegar por la Procuraduría General de la República.

Estrategias y Compromisos

El espíritu de esta nueva unidad es ser el canal único de atención para evitar duplicidad de esfuerzos, así como para tener el control y seguimiento eficaz y eficiente, en aras de fortalecer la investigación y persecución del delito de tortura.

Igualmente dará cumplimiento a los compromisos internacionales suscritos por el Estado mexicano en materia de derechos humanos con las condiciones adecuadas e idóneas para garantizar una actuación oportuna, diligente, esmerada

Aspecto Jurídico

Esta Unidad Especializada Unidad Especializada en Investigación del Delito de Tortura, entro en vigor con la publicación del ACUERDO A/101/15 el 27 de octubre del 2015.