Niñas, niños y adolescentes son vulnerables a delitos como la pornografía infantil, la corrupción de menores y la trata de personas, es por ello que a continuación presentamos una serie de recomendaciones para navegar con seguridad en Internet:

Medidas preventivas para niñas y niños:

• En los perfiles de tus redes sociales nunca publiques información personal, por ejemplo, tu nombre completo, domicilio, número telefónico, o el de otras personas que tú conozcas ni compartas fotos de tus familiares o amigas y amigos, o cualquier información tuya de manera pública.

• Limita el acceso a tu información sólo a las personas más cercanas a ti, no uses las redes para conocer gente ya q​​ue puede ser muy peligroso.

• Hablar con personas extrañas en Internet puede tener graves consecuencias, ya que algunas mienten y pueden hacerse pasar por niñas o niños cuando en realidad son personas adultas, nunca puedes saber realmente con quién estás tratando.

• No confíes en todo lo que te cuentan las personas que conoces en los chats; puede ser que no tengan buenas intenciones contigo e inventen situaciones no reales para llamar tu atención.

• Nunca actives tu webcam con personas desconocidas.

• Si recibes mensajes en los que b​us​quen ilusionarte, amenazarte, chantajearte, intimidarte, o con la promesa de regalarte cosas que te gustan, platícalo con una persona adulta de tu confianza.

• Si las políticas de seguridad del sitio te lo permiten, reporta todo tipo de abuso cuando exista una amenaza o alguien exprese comentarios que te incomoden, no sólo te ayudará a ti, sino protegerás a las demás personas que navegan.

• Si alguien te molesta en Internet, te hace sentir miedo o incómoda o incómodo, díselo a tu papá y a tu mamá o a una persona adulta de confianza. Siempre cuéntales sobre las personas que contactas en Internet.

• Usa las herramientas de configuración de la privacidad de las redes sociales para mantener algún tipo de control sobre la información que coloques en el sitio, si te resulta difícil recurre a la ayuda de tus padres o profesores.​ ​

Recomendaciones para prevenir que las y los jóvenes sean víctimas de delitos a través de medios electrónicos:​

• En los perfiles de tus redes sociales nunca publiques información personal, por ejemplo, tu nombre completo, domicilio, número telefónico, o el de otras personas que tú conozcas ni compartas fotos de tus familiares o amigas y amigos, o cualquier información tuya de manera pública.

• Limita el acceso a tu información sólo a las personas más cercanas a ti, no uses las redes para conocer gente ya que puede ser muy peligroso.

• Desconfía de anuncios o personas que ofrecen trabajos muy atractivos, principalmente si el trabajo es fuera del la ciudad donde vives, más aún si te piden que te tomes fotografías en traje de baño o con poca ropa.

• Si recibes mensajes en los que busquen seducirte, ilusionarte, amenazarte, chantajearte, intimidarte, o con la promesa de regalarte cosas que te gustan, platícalo con una persona de tu confianza, de preferencia con tus padres o profesoras o profesores.

• Si las políticas de seguridad del sitio te lo permiten, reporta todo tipo de abuso cuando exista una amenaza o alguien exprese comentarios que te incomoden, no sólo te ayudará a ti, sino protegerás a las demás personas que navegan.

• Nunca hables con personas desconocidas en Internet y mucho menos actives tu webcam con ellas.

• Coquetear en línea con personas extrañas puede tener graves consecuencias, ya que algunas mienten y pueden hacerse pasar como personas de tu edad, nunca puedes saber realmente con quién estás tratando.

• Nunca compartas fotografías con poca ropa o en situaciones íntimas con nadie.

• Conserva los mensajes, correos electrónicos y toda información indebida, (como frases o imágenes ofensivas) servirán en caso de que sea necesario denunciar ante las autoridades.

• No permitas el acceso o aceptes invitaciones de amistad de personas desconocidas, aunque se presenten como de la escuela, de algún club o equipo deportivo al que perteneces o amistades de familiares.

• Nunca compartas información que sirva para identificarte o localizarte fuera de Internet, por ejemplo, los lugares que frecuentas, los días y la hora en que lo haces, los horarios en que estás en tu casa o los momentos en que te quedas a solas.

• Crea contraseñas seguras: tienen que contar como mínimo con ocho caracteres; contener letras mayúsculas, minúsculas, símbolos y signos de puntuación; créala con base en una frase que puedas recordar fácilmente, y cámbiala frecuentemente.

• Si cuando estás en línea te sientes amenazada o amenazado por alguna persona o te molesta algo que te muestre en la pa​ntalla, es necesario que se lo digas a una persona con la que tengas confianza para que denuncie este hecho a las autoridades.

• Se debe de estar consciente de que nuestros actos en Internet con frecuencia tienen consecuencias fuera de la web.

• Conserva los mensajes, correos electrónicos y toda información indebida, (como frases o imágenes ofensivas) servirán en caso de que sea necesario denunciar ante las autoridades.

• No permitas el acceso o aceptes invitaciones de amistad de personas desconocidas, aunque se presenten como de la escuela, de algún club o equipo deportivo al que perteneces o amistades de familiares.

• Nunca compartas información que sirva para identificarte o localizarte fuera de Internet, por ejemplo, los lugares que frecuentas, los días y la hora en que lo haces, los horarios en que estás en tu casa o los momentos en que te quedas a solas.

• Crea contraseñas seguras: tienen que contar como mínimo con ocho caracteres; contener letras mayúsculas, minúsculas, símbolos y signos de puntuación; créala con base en una frase que puedas recordar fácilmente, y cámbiala frecuentemente.

Medidas preventivas para madres y padres de familia frente a los riesgos de Internet:

• Aplica el sentido común y la prudencia: dejar solos a los niños y niñas en Internet puede ser tan peligroso como dejarles sol​os en la calle.

• Para tener precaución dentro de las redes sociales, es necesario conocer el funcionamiento de las mismas, crea una cuenta e interactúa con tus hijas e hijos en Internet.

• Internet es una herramienta importante y benéfica para fortalecer el aprendizaje, por tal motivo, enseña a tus hijas e hijos que no den información personal en los chats y las redes sociales.

• En el caso de tabletas o celulares inteligentes no permitas que al momento de dormir vayan a la cama con él.

• Explícale a las niñas y niños los riesgos que implica navegar en páginas con información no apropiada para su edad.

• Para mantener una navegación segura en la red, instala en tu computadora un buen programa de antivirus y aplica el control parental para páginas relacionadas con pornografía, violencia, entre otras.

• En caso de que tus hijas e hijos usen el Internet a solas, consulta las herramientas que te proporcionan información sobre las páginas que consultan y conserva esta información.

• Establece reglas para el uso de Internet: los equipos de cómputo tienen que estar en un lugar de uso común dentro de la casa y tener un horario para su uso, incluso en los momentos que tú estás en casa.

• Comenta con tus hijas e hijos que las apariencias engañan y que no todo lo que se ve en Internet es realmente lo que parece.

• Monitorea la actividad de las niñas, niños y adolescentes en Internet.

• Conozca las cuentas de correo y redes sociales de sus hijas e hijos, así como las contraseñas de las computadoras de la casa.

• Platique con sus hijas e hijos acerca de las amistades que frecuentan por Internet.

• Explíqueles a las niñas, niños y adolescentes que es fácil guardar el anonimato en Internet, las personas extrañas con las que están hablando podrían hacerse pasar por gente de su edad y ser persona adultas que adoptan diversas personalidades.

• Muchos de los explotadores sexuales de infantes inician contactos con sus posibles víctimas a través de Internet.

• Y recuerda, Internet es una herramienta que abre un mundo lleno de oportunidades para ti y para tu familia, aprende a aprovecharlas.