Como legislador, participó en el estudio y elaboración de la iniciativa de reforma a la Ley de Seguridad Nacional, entre otros proyectos.

El 31 de enero de 2011 solicitó licencia como Diputado Federal para ocupar el cargo de Secretario de Seguridad Pública del Estado de Puebla, en donde impulsó como ejes de trabajo, la coordinación interinstitucional e intermunicipal, así como la atención directa a presidentes municipales y acciones preventivas de proximidad social para reducir los índices delictivos y recomponer el tejido social.

El 16 de enero de 2013, por invitación del presidente Enrique Peña Nieto, Vargas Fosado asumió una nueva responsabilidad: la titularidad del Instituto Nacional de Migración.

El Comisionado Ardelio Vargas Fosado, llegó al Instituto Nacional de Migración con el objetivo de impulsar políticas migratorias con un alto sentido humanitario, acentuando la salvaguarda y protección de los migrantes nacionales y extranjeros, con pleno respeto a sus derechos humanos.

Desde el inicio de su administración promovió una profunda depuración y reestructuración del organismo, que desde el comienzo tuvo resultados positivos en beneficio del servicio público.