El MARCEG fue desarrollada en 2013 en el marco de las iniciativas Enhancing Capacity for Low Emission Development Strategies (EC-LEDS) y Analysis and Investment for Low-emissions Growth (AILEG) del Gobierno de los Estados Unidos, cuyo objetivo general es asistir al Gobierno de México, a través del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) a desarrollar un modelo macroeconómico de equilibrio general y construir las capacidades al interior del Instituto en su uso y aplicación con el fin de mejorar su capacidad para diseñar estrategias bajas en emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero (Abt Associates, 2014).
La primera versión del Modelo de Agentes Rurales en un Contexto de Equilibrio (MARCEG) estuvo a disposición del INECC en abril de 2014. En ese mismo año la Coordinación General de Crecimiento Verde del INECC se planteó dentro de sus actividades ampliar las funciones del modelo en los sectores extensivos en el uso de suelo, como es el caso de la agricultura, la ganadería y el sector forestal. Ello con el fin de modelar las decisiones de los hogares sobre el uso del suelo, uso de tecnologías, insumos productivos y el impacto de políticas sobre las principales variables económicas, sociales y ambientales del sector rural. Por consiguiente se realizó la asesoría “Extensión del Modelo de Agentes Rurales en un Contexto de Equilibrio General” a cargo del consultor, el Dr. George Dyer (INECC, 2015). El presente documento muestra sus principales características y capacidades analíticas a través de la simulación de distintos escenarios en el sector rural. El modelo básico sobre el cual descansa es el del agente productor/consumidor (Singh et al., 1986), que es suficientemente general para dar cabida a casos en que los agentes son exclusivamente productores (v.gr empresas) o consumidores (v.gr hogares asalariados). El modelo del agente productor/consumidor fue modificado para incorporar pautas de comportamiento microeconómico adicionales, como son la adopción de tecnología o la respuesta a costos de transacción, la existencia de la agricultura de subsistencia (o autoconsumo) y la productividad decreciente a escala de la tierra en México, entre otros. El Anexo I realiza una descripción analítica del MARCEG.

El modelo básico se calibró con datos de la Encuesta Nacional a Hogares Rurales de México 2008 (ENHRUM, 2008) para una muestra representativa a nivel nacional y regional. Su agregación a distintos niveles se fundamenta en fuentes secundarias agregadas (INEGI, SIAP/SAGARPA, etc.) considerando las características de la economía nacional, como son la existencia de mercados imperfectos y la heterogeneidad en las señales del mercado. De esta manera los modelos calibrados individualmente se agregaron de acuerdo a su ubicación real en cada localidad y región, simulando las interacciones cotidianas de los agentes involucrados.
La estructura anidada del MARCEG permite la incorporación de idiosincrasias propias de diversos sectores, como es la existencia de la agricultura de subsistencia (o autoconsumo) y la productividad decreciente a escala de la tierra en México. Además del realismo logrado, dicha estructura ofrece gran flexibilidad en la definición de escenarios y el análisis de sus implicaciones. Asimismo, el modelo produce estimaciones del volumen y valor de la producción, ingreso, consumo, ahorro y pago de impuestos para cada agente, además de datos asociados al uso del suelo.