Preservar la biodiversidad y cuidar las especies marinas.

En el marco del foro del Manejo Integrado y Gobernanza de la Zona Costera y Marina de México, el Director General del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), Pablo Arenas Fuentes mencionó que se debe conocer la riqueza y extensión del mar así como preservar la biodiversidad que tenemos en nuestros litorales.

“Somos afortunados porque el mar almacena cosas, las guarda por mil años o más, las distribuye y se logra recuperar entre ello la vida que tiene adentro, los peces y otras cosas”, señaló.

El titular de INAPESCA, destacó que es un logro que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT ) a través de la COP 13 proteja 58 millones de hectáreas, es decir, un 70% de todo el Mar Pacífico mexicano. “Si lo consideramos en volumen representa en extensión 14 veces el tamaño de Holanda. Pusimos 14 holandas protegidas en el Pacífico mexicano y es una zona altísima de biodiversidad, una zona donde hay yacimientos y un montón de cosas que pueden ocurrir”, señaló.

Por su parte, el Subsecretario de Planeación y Política Ambiental de la SEMARNAT, Rodolfo Lacy Tamayo, subrayó que se debe dar importancia a los mares y costas mexicanas, pero no solo eso, sino que se deben preservar los ecosistemas marinos y acuáticos. “Tenemos que hacer un manejo sustentable de los recursos del mar, ayudar a preservar la biodiversidad como los arrecifes de coral, ya que hay mucha contaminación que se está dando en los mares y afecta también a los animales” destacó.

Lacy Tamayo, resaltó que es necesario dejar de contaminar los mares arrojando plásticos, aguas residuales o ejerciendo la sobrepesca. “El 30% del dióxido de carbono que es arrojado al mar queda atrapado en los océanos y se va disolviendo en el fondo del mar, lo que afecta los arrecifes de coral y ya no hay forma de revertir este daño”, insistió.

Siguiendo con el tema de contaminación en los litorales mexicanos, la Directora General del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), Amparo Martínez Arroyo, mencionó que los cambios climáticos también han hecho modificaciones a los ecosistemas y especies dentro de los mares. “Cuando hay cambios climáticos en la atmosfera, estos se almacenan en los mares donde queda la mayor cantidad de dióxido de carbono. Lo que provoca que se tengan distintos tipos de reacciones con la pesca y con el alimento de la mayor parte de los peces comerciales”, destacó.

Finalmente, todos coincidieron en fortalecer la investigación marina a nivel regional y local, trabajar en acuerdos para combatir la contaminación del mar y las playas, proteger las zonas costeras y promover la acuacultura y maricultura como nuevas formas de garantizar alimentos a futuro.