El Consejo Consultivo del Instituto de los Mexicanos en el Exterior (CCIME) fue un órgano de asesoría y consulta del IME, cuyo mandato fue analizar los problemas, retos y oportunidades que enfrentaban las comunidades de mexicanos en el extranjero, a fin de proponer al Gobierno de México acciones tendientes a fortalecer sus vínculos con México y fomentar su integración en las sociedades en las que residen y se desenvuelven. Asimismo, el Consejo Consultivo colaboró con el IME en la promoción de estrategias y en la articulación de acciones a favor de las comunidades en el exterior.

El trabajo conjunto de Consejeros y gobierno buscó contribuir a la consolidación de la organización de la población de origen mexicano en Estados Unidos y Canadá, para constituirse como un puente de entendimiento entre su país de origen y su país de residencia.

El objetivo del diálogo institucional entre Consejeros y Gobierno fue crear un espacio para la concertación y el intercambio de puntos de vista entre los principales actores involucrados en las relaciones de México con sus comunidades en el exterior. Lo que buscó principalmente fue formular una política de Estado, con metas de largo alcance, claras y concisas, ajenas a cualquier tinte partidista, para institucionalizar la relación con los mexicanos en el exterior.

El Consejo Consultivo permitió conformar una extensa red de más de 500 consejeros y ex - consejeros, mexicanos de distintas regiones de América del Norte que comparten retos comunes y buenas prácticas en un espacio de diálogo privilegiado. Se procuró una relación con los mexicanos en el exterior que fuera constructiva y productiva, y permitiera fortalecer a las comunidades mexicanas mediante el estímulo a las redes de colaboración, así como a la organización autónoma de la propia comunidad.