• Los indicadores en la construcción, si bien con señales mixtas, continúan siendo favorables
  • El avance de los subsidios otorgados por Conavi asciende al 72.4% del presupuesto del año.
  • La oferta de vivienda se ha estabilizado en lo que va del 2016

Los indicadores macroeconómicos relacio­nados con la construcción, muestran señales mixtas, si bien con el componente de edifica­ción la tendencia es de crecimiento. Así, por ejemplo, en junio, la inversión fija bruta en edificación residencial aumentó 7% anual. vs. 1.5% de incremento para el sector construc­ción; la tendencia durante el primer semestre ha seguido un patrón similar, con tasas anua­les del 6% en edificación residencial y 0.7% para el total de la construcción.

Durante los últimos doce meses (agosto 2015 a julio 2016), el crédito individual a la vivienda otorgado por el mercado tradicio­nal (Infonavit, Fovissste y la banca comer­cial) alcanzó 325.3 miles de millones de pe­sos (mmp), que representa un incremento de 2.8% frente mismo lapso del año anterior (agosto 2014 a julio 2015).

 El inventario de vivienda al cierre de julio se ubicó en 544.7 mil unida­des, 48.3 mil arriba del nivel observado en el mismo mes de 2015, lo que representó un in­cremento de 9.7%. La vivienda en proceso al­canzó los 283.3 mil unidades en julio 2016, un 4.0% superior a las 272.4 mil viviendas del año anterior.

 A julio de 2016 la cartera de crédito puente conjunta de la banca comercial y la banca de desarrollo se ubicó en 66.2 mmp, esto es un crecimiento anual de 8.7%. El crédito puente de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) en julio de 2016 llegó a 16.7 mmp, un crecimiento de 46.1% anual.