Tu hogar no se limita únicamente a las habitaciones, estancia, cocina y espacios que lo conforman, sino también a las áreas comunes que compartes con tus vecinos.  

/cms/uploads/image/file/288764/Blog_1.jpg

Es por ello, que una vez que has decidido comprar una vivienda, debes considerar dentro de tus gastos mensuales fijos –como el gasto de tu hipoteca-, la cuota de mantenimiento.

La cuota de mantenimiento permite conservar el buen estado tanto de tu inmueble como del fraccionamiento y/o desarrollo habitacional donde se encuentra, y con el paso del tiempo incrementar su valor en el mercado. 

También es importante tener un entorno en condiciones óptimas para lograr una buena convivencia vecinal.

/cms/uploads/image/file/288765/Blog_6.jpg

Las aportaciones económicas varían de acuerdo al condominio, ya sea horizontal o vertical, o el desarrollo habitacional, así como el tipo de áreas comunes y servicios, como pueden ser:  

  • Electricidad de áreas comunes como estacionamiento, zonas de acceso, pasillos, patios, escaleras, etcétera.
  • Seguridad y vigilancia, principalmente en casetas y zonas de acceso.
  • Limpieza general. 
  • Agua para riego de jardines
  • Administración profesional y/o entre vecinos.

/cms/uploads/image/file/288766/Blog_4.jpg

Toma en cuenta que no realizar el pago oportunamente puede traer consecuencias como penalizaciones económicas o la pérdida de voto en la toma de decisiones dentro del condominio o conjunto habitacional. 

Además, debes tomar en cuenta que las cuotas no están contempladas en la mensualidad para adquirir tu solución habitacional, por lo que es importante considerar el gasto adicional que representarán a tu bolsillo. 

  • El costo de la cuota dependerá de los servicios y áreas de recreación con que cuente el condominio.

/cms/uploads/image/file/288773/Blog_2.jpg

Para calcular la cantidad aproximada que gastarás mensualmente en el mantenimiento, el Infonavit (Entidad Ejecutora de la CONAVI) propone una fórmula de dos sencillos pasos:  

  1. Divide el precio de tu solución habitacional entre 100 
  2. Divide el resultado entre 12, ¡y listo! 

EJEMPLO: Si el valor de tu vivienda es de $300,000 

  1. 300,000 ÷ 100 = 3,000 
  2. 3,000 ÷ 12 = $250 mensuales 

Ahora que has tomado en consideración lo anterior, es momento de hacer cálculos y administrar correctamente tu dinero para pagar la mensualidad de tu solución habitacional y la cuota de mantenimiento.