La conductora del programa Expediente INACIPE, Luz María Saucedo charló con él sobre el quehacer de la CONAMED, quien comentó que es una instancia de servicio a la ciudadanía para atender asuntos que se susciten entre el usuario y el prestador de servicios de salud, la cual fue creada por  decreto presidencial hace más de 20 años como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud, que cuenta con autonomía técnica y de gestión.

El Dr. Lezana explicó que la CONAMED se crea como resultado de que en los años 80’s los servicios de salud se vuelven más complejos, los avances tecnológicos están en voga y surge la judicialización entre médicos y pacientes.

La CONAMED cuenta con médicos y abogados altamente capacitados para orientar y asesorar a los usuarios y prestadores de servicios de salud. Existe una preocupación continua por capacitar al personal y derivado de esto en el año 2016 se diseñó conjuntamente con la Licenciatura en Ciencia Forense de la Facultad de Medicina de la UNAM un Diplomado para nuestros médicos y abogados, con el propósito de reforzar algunos temas sobre todo los vinculados con el nuevo sistema penal acusatorio.

En cuanto al proceso del arbitraje médico el Dr. Lezana explicó que la mala práctica es cuando el acto médico no se apega a los criterios técnico científicos, para ese asunto en particular o no hay apego al marco bioético o al marco jurídico de nuestro país. La queja pasa a un proceso de conciliación voluntaria y acercamiento entre las partes.

De forma clara el Dr. Lezana explicó a Luz María en que consiste el arbitraje médico. Cuando llega un caso a la CONAMED, los médicos y abogados se enfocan en el estudio del caso revisando los expedientes clínicos, consultando asesores sobre el asunto, analizando los estudios de gabinete, etc. y se revisa con ojo clínico desde el punto de vista médico con el propósito de identificar si hay mala práctica o no. La conclusión del análisis clínico del expediente es si hay elementos o no de mala práctica.

En caso de elementos de mala práctica, vemos si derivado de ésta, se causó algún tipo de daño  ya sea económico, físico o psicológico y entonces se determina cómo se debe reparar ese daño y es ahí donde los abogados emiten el laudo arbitral, el cual equivale a una sentencia y puede ser condenatorio o absolutorio para el personal de salud.

Con respecto a los conciliadores el Dr. Lezana comentó que se conforman por un médico y un abogado que han sido capacitados especialmente. No los tenemos estrictamente certificados por el poder judicial como peritos pero están perfectamente preparados para ello.

La CONAMED tiene un fuerte vínculo con los Consejos Mexicanos que certifican a médicos especialistas, los cuales son más de 70, y quienes de ser necesario brindan su apoyo para el análisis de un caso en particular.

El Derecho civil es el marco jurídico aplicable al arbitraje médico señaló el Dr. Lezana; así mismo comentó que existen 26 comisiones estatales que dependen de los gobiernos de los Estados y a su vez forman parte del Consejo Mexicano de Arbitraje Médico, en la cual se homologan los  procesos para que el servicio sea uniforme en cuanto a políticas y procedimientos. En donde no hay Comisiones (Chihuahua, Durango, Zacatecas, Baja California Sur, Quintana Roo y Ciudad de México) existen instrumentos de creación por ejemplo en Chihuahua en donde el legislativo ha hecho presión al ejecutivo para que ponga en funciones a la Comisión estatal.

En varios Estados de la República, debido a su extensión, algunas Comisiones Estatales tienen varias sedes como por ejemplo en Baja California cuenta con oficinas en Mexicali, Ensenada y Tijuana; en Sinaloa en Mochis, Culiacán y Mazatlán; en Coahuila,  Saltillo y Torreón.

Para finalizar el Dr. Lezana proporcionó las siguientes cifras:

 Se atienden 14,000 asuntos al año en promedio.

De estos, 12,000 se resuelven por medio de la orientación, gestión o asesoría en un lapso de 24 a 48 horas.

Los 2,000 restantes ingresan como quejas; de éstas en 350 no existe interés procesal por parte del prestador del servicio, 850 se presentan a la audiencia de conciliación sin llegar a ningún arreglo. De ésta cifra se desprende que 700 sí concilian y para concluir 100 se someten al proceso arbitral.

Aparte  de los arbitrajes la CONAMED resuelve un promedio de 250 dictámenes que son solicitados por los Órganos Internos de Control de diversas instituciones y de la PGR y Procuradurías locales.