La educación comunitaria articula cuatro condiciones que son decisivas para la integración de sus figuras educativas:

  • El servicio social educativo que sólo puede desarrollarse en comunidades rurales aisladas con condiciones socioeconómicas desfavorables. No hay opción sobre el destino geográfico.
  • La formación para la docencia que es indisociable del trabajo que desarrollarán.
  • El período durante el cual el Líder para la Educación Comunitaria permanecerá en las comunidades, delimitando el horizonte de previsibilidad funcional para niños, docentes y familias, pero particularmente para la continuidad anual o bienal de la docencia.
  • El Convenio con la Asociación Promotora de Educación Comunitaria (APEC), integrada por Padres, Tutores y representantes de la comunidad interesados en la educación, quienes solicitan la instalación del servicio educativo comprometiéndose a ofrecer el espacio para el trabajo educativo y a proporcionar alimento, seguridad y vivienda a los Líderes para las Educación Comunitaria, puesto que los jóvenes se comprometen a vivir en sus comunidades.
  • El ejercicio de la docencia en el Conafe tiene sustento en una combinación de servicio social educativo y un apoyo económico para la continuidad educativa de las figuras educativas. Por ello, el Conafe se plantea objetivos educativos a dos niveles: con los alumnos, asegurando el acceso a la educación básica en las comunidades más apartadas, y con los Líderes para la Educación Comunitaria, Capacitadores Tutores y Asistentes Educativos el logro de una profesionalización acorde al perfil y contexto de la figura educativa asegurando su desarrollo profesional y la posibilidad de que continúen estudiando y elevar su calidad educativa.

Participa como Líder para la Educación Comunitaria
Apoyos económicos que se otorgan a las figuras educativas