La industria azucarera de Estados Unidos anunció ayer su apoyo al acuerdo alcanzado entre la Administración Trump, el Gobierno de México y los exportadores mexicanos para zanjar la disputa del comercio de edulcorantes entre los dos países. La Alianza Americana del Azúcar (ASA, por sus siglas en inglés), que alberga a productores y cultivadores, dijo haber recibido garantías del Secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, de que el acuerdo en principio será manejado de manera efectiva para evitar daño a la industria estadounidense. "Hemos tenido conversaciones productivas con el Secretario de Comercio Ross a lo largo de la última semana y reconocemos que está 100 por ciento dedicado a poner fin a la pérdida de empleo y daño causado por las prácticas predatorias de México", expuso el vocero de ASA, Phillip Hayes. El acuerdo en principio anunciado el 6 de junio por Ross y por el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, pone fin a los casos de dumping y subsidios contra las exportaciones mexicanas que habían sido solicitadas por los azucareros estadounidenses. Ross se declaró complacido por el apoyo de la ASA. El Departamento de Comercio de Estados Unidos (DOC, por sus siglas en inglés) solicitó el miércoles comentarios de las partes interesadas sobre el acuerdo antes de tomar una decisión final sobre el pacto, el 30 de junio. En principio, México mandará más azúcar cruda a Estados Unidos (de 47 a 70 por ciento), a fin de asegurar un mayor abasto a los refinadores estadounidenses. El resto será refinada”. 

El Norte, Páginas Interiores 2017-06-16