El Gobierno de la República dio a conocer medidas adicionales a la Norma Oficial Mexicana de Emergencia NOM-EM-167-SEMARNAT-2016, a fin de complementar una estrategia integral para enfrentar la problemática de calidad el aire en la megalópolis y atacar las fuentes contaminantes.

El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, destacó que las medidas para lograr este objetivo no dependen de una sola secretaría de gobierno, por lo que recomendó a la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), convocar una reunión extraordinaria para que las secretarías de Salud (SA), de Comunicaciones y Transportes (SCT) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), se sumen a los trabajos de la Comisión como miembros permanentes mediante un convenio de adhesión.

Así mismo, la CAMe deberá realizar, tomando como base la experiencia del ProAire de la Zona Metropolitana del Valle de México, un instrumento semejante para la megalópolis con apoyo del Consejo científico asesor y la participación de más de 14 instituciones y especialistas en el tema. Este ProAire se sustentará en tres ejes clave: la mejora de la movilidad y transporte público, el ahorro de energía y el aprovechamiento de nuevas fuentes eficientes de energía, así como la mejora en infraestructura disponible y desarrollo urbano eficiente.

La SA contribuirá a reforzar la vigilancia de los padecimientos asociados a la contaminación del aire, ampliando su cobertura. Pasará del sistema conformado por 17 clínicas centinelas, a contar con al menos 200 unidades de salud registradas en el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica ubicadas en los municipios que constituyen la megalópolis. Esta acción también deberá ejecutarse, en menos de un año, en aquellas ciudades y áreas metropolitanas del país en donde los índices de contaminación sean elevados.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público agilizará la movilización de más de 11 mil millones de pesos para los proyectos de infraestructura y modernización de unidades de transporte público que requieran los gobiernos locales, a través del sistema financiero federal y los presupuestos federales metropolitanos.

El Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN) apoyará con 150 millones de pesos para la expansión y el reforzamiento de la Red de Monitoreo de la Calidad del Aire.

Nacional Financiera (NAFIN) apoyará de inmediato la sustitución de mil taxis por vehículos híbridos. El taxi es el vehículo que más gases contaminantes emite por pasajero transportado, por lo que esta medida permitirá reducir hasta un 80% la emisión de precursores de ozono por unidad.

La SCT deberá homologar los procedimientos de verificación vehicular de acuerdo a la Norma de Emergencia recientemente expedida. Fortalecerá, así mismo, el Programa de Renovación de Vehículos de Carga y Pasaje mediante la simplificación de trámites y actualización de incentivos.

La SEDATU impulsará la constitución de una Red de Ciudades Sustentables en la Megalópolis para promover y apoyar acciones de bajo carbono a través de las NAMAs sectoriales: urbana, de transporte público y de vivienda.

La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), en conjunto con la SEDATU y el gobierno del Estado de México, enfocará sus esfuerzos de reforestación para sembrar 18 millones de árboles y constituir barreras rompevientos en el norte y oriente del Valle de México. El objetivo será establecer un cinturón verde en la Megalópolis con los beneficios ecológicos, estéticos, recreativos y atmosféricos que las áreas verdes generan. Cabe destacar que la superficie reforestada equivale 30 veces al Bosque de Chapultepec.

Entre los proyectos adicionales en los que trabajará la SEMARNAT se encuentran la canalización de 100 millones de pesos para apoyar a los propietarios de vehículos intensivos de placa local en el control de sus emisiones contaminantes.

La SEMARNAT desarrollará un conjunto de normas con el propósito de controlar las emisiones de compuestos orgánicos volátiles (VOCs) y de partículas (PM2.5) en las fuentes de jurisdicción federal.

Así mismo, la SEMARNAT expedirá este año una Estrategia Nacional de Calidad del Aire, como un instrumento que enmarcará las acciones de mediano y largo plazo de la Megalópolis y otras regiones del país con problemas de contaminación atmosférica. El objetivo es transitar hacia valores más estrictos en la norma de calidad del aire y acercarnos a los que señala la Organización Mundial de la Salud.

El Secretario Pacchiano destacó que son necesarias soluciones de fondo para la prevención y control de la contaminación atmosférica, las cuales implicarán, entre otras acciones, desarrollar nuevas formas de movilidad y abasto energético con importantes obras de infraestructura. Ante este reto, “en México se cuenta con la capacidad organizativa y los conocimientos técnicos para lograr una buena calidad del aire”, señaló.

Estuvieron en el presídium el coordinador de la Comisión Ambiental de la Megalópolis, Martín Gutiérrez Lacayo; los subsecretarios de Planeación y Política Ambiental de la SEMARNAT, Rodolfo Lacy Tamayo; de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela Rodríguez; de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri Morales; de Transporte, Yuriria Mascott Pérez, y de Ordenamiento Territorial, Enrique González Tiburcio.