COFEPRIS, tomando como referencia el programa de la Organización Mundial de la Salud, ha creado el  Centro de Excelencia para la  promoción y desarrollo de las  Buenas Prácticas y Ciencias Regulatorias para el fortalecimiento y difusión a través de foros, seminarios, conferencias y talleres  de capacitación que permitan la colaboración,  evaluación  de problemas de salud pública, el intercambio de información, así como el acompañamiento  y la asesoría técnica.

El Centro de Excelencia (CoE) se convertirá en un punto de referencia que reducirá la brecha de conocimiento en salud en todo el mundo, por medio de diferentes acciones como la investigación y publicación de protocolos, el desarrollo de seminarios y la promoción del acceso a información sobre Buenas Prácticas y Regulación Ciencias.

Visión: Ser el primer Centro de Excelencia en América Latina que establezca y aplique políticas, programas y proyectos a nivel de las Mejores Prácticas Internacionales, atendiendo riesgos para la salud, convirtiéndose en agente de cambio social en temas de salud mundial.

Misión: Asegurar que la COFEPRIS a través del CoE brinde el mejor servicio para alcanzar el más alto nivel de salud de la población bajo su supervisión y contribuir al objetivo de la OMS y la OPS de cobertura de salud universal.

El Centro de Excelencia en Buenas Prácticas y Ciencias Regulatorias dentro de la COFEPRIS busca la armonización y el fortalecimiento en materia de salud global a través de los siguientes objetivos:

      1. Promover la investigación y el desarrollo de las ciencias regulatorias.

2. Cerrar brechas de conocimiento a nivel mundial por medio del libre acceso a la información sobre buenas prácticas y ciencias regulatorias.

3. Impulsar el liderazgo en buenas prácticas y ciencias regulatorias, promoviendo la armonización y convergencia regulatoria, así como la difusión de las mejores prácticas internacionales.

4. Robustecer funciones regulatorias de las instituciones como el monitoreo, el control, la vigilancia y la prevención de riesgos sanitarios.

 5. Establecer vínculos con la academia, la industria, entidades gubernamentales y otras agencias  sanitarias del mundo, con el objetivo de evaluar y abordar posibles brechas regulatorias.