Con el tiempo El Chicho fue envejeciendo y seguía asegurando que había estado en Marte cada vez con mayor vehemencia. Sus orígenes no eran muy claros. Decía que provenía de Turín, Italia, y que había sido discípulo del mismo Marconi. Vivía muy modestamente en un pequeño departamento con su esposa mexicana y sus hijos menores de edad. Se dedicaba a encuadernar libros y adornarlos con su elegante letra escrita con tinta china. A mí me encuadernó mis prácticas de dibujo.

El Chicho tenía un enorme pesar: en clases, algunas veces ebrio, entre llantos y lamentos nos confiaba que había perdido a su hijo Bruno en Brasil, asesinado por estar involucrado en las guerrillas. Cierto o falso, la verdad es que El Marciano fue un personaje inolvidable para los que los conocimos y su mensaje de paz y respeto por nuestro planeta es ahora más vigente que nunca.

Conoce más de esta historia en "Hacia el Espacio", la revista de divulgación de la ciencia de la #AEM http://www.aem.gob.mx/haciaelespacio/articul.php?interior=499

Versión descargable del libro "Yo he estado en Marte" http://www.gnosis2002.com/ovni/Yo%20he%20estado%20en%20Marte%20-%20Narciso%20Genovese.pdf

 

/cms/uploads/image/file/281727/218bb7aa2.jpg